Con siete votos a favor del oficialismo y la Democracia Cristiana, frente a cinco en contra de la oposición, la comisión de Seguridad de la Cámara aprobó en particular el proyecto que establece el control de identidad a menores de edad desde los 16 años en adelante, por lo que ahora pasará a la Sala.

El Gobierno, en el proyecto original, había establecido que la medida pudiera ser ejecutada a personas desde los 14 años, lo que fue muy criticado por la oposición. Ante eso, la falange presentó una indicación que fijó la nueva edad y hoy fue respaldada por la mayoría de los representantes de Chile Vamos.

El único que mostró su desacuerdo fue el presidente de Renovación Nacional, diputado Mario Desbordes, quien antes de iniciar la votación anunció que él no votaría asumiendo que sería multado por aquello. Ya que el reglamento establece que quienes estén presentes en la reunión están obligados hacerlo de lo contrario serán sancionados. El parlamentario lo hizo explicando que no estaba de acuerdo con la indicación, pero tampoco estaba disponible para abstenerse.

“No hubo institución seria que haya pasado por la comisión que haya respaldado esta aberración. Lamentamos muchísimo que con votos de la DC hoy día vayamos a incumplir los tratados internacionales”, dijo la diputada Andrea Parra (PPD), quien hizo reserva de constitucionalidad.

Ante eso el presidente de la instancia y uno de los impulsores de la iniciativa, Miguel Ángel Calisto, cuestionó a la jefa de bancada PPD diciendo que “no sé en qué país vive la diputada Parra y aquellos parlamentarios que han señalado que el control de identidad a menores no es necesario porque evidentemente estamos con familias, con comunidades tomadas por los delincuentes. Lo peor es que estamos frente a muchas bandas que usan a menores para cometer delitos”.

En tanto la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, valoró el avance del proyecto, pero anunció que ellos insistirán para que la medida pueda aplicarse desde los 14 años. “Creemos que a los 16 años es un paso importante, nos permite avanzar, sin embargo, también como Gobierno esperamos poder convencer con los 14 años.

Reconocemos en las estadísticas y es lo que nos pide la gente todo el tiempo, que es poder tener un mayor control de lo que está sucediendo de la seguridad y mayores atribuciones de carabineros. Y como se sabe desde los 14 años los niños niñas y adolescentes ya son imputables y por lo tanto pueden cumplir con el control”, recalcó la autoridad.

/psg