La homilía de acción de gracias aún no está lista, pero lo que diga Celestino Aós, el administrador apostólico de Santiago, genera expectación. Él es el hombre que nombró el propio Papa Francisco para dirigir en sus tiempos más difíciles a la iglesia capitalina y quien este 18 de septiembre, a las 11.30, recibirá al Presidente de la República, Sebastián Piñera, en la Catedral de Santiago, en una tradición de 209 años de historia.

“La característica de las homilías en el Te Deum es dar gracias al señor por lo que nos toca vivir, por la Patria que se nos regala, teniendo en cuenta que es más que una bandera, un territorio, o un mar. La Patria somos las mujeres y hombres que la habitamos. Entonces, es una gran acción de gracias por los habitantes de esta tierra, y me imagino que el administrador apostólico, monseñor Celestino Aós, va a seguir la misma línea”, cuenta a La Tercera Héctor Gallardo, vicario pastoral de la Arquidiócesis de Santiago y quien está a cargo de la logística del evento.

Desde el Arzobispado de Santiago adelantan que no habrá cambios de protocolo ni sorpresas respecto de los invitados.

A diferencia del año pasado, la ceremonia de este año debiese ocurrir sin grandes contratiempos. En 2018, quien en ese entonces era Arzobispo de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, tomó la decisión de no presidir la celebración debido a los cuestionamientos que había en torno a su figura, ya que había sido citado a declarar como imputado, en una investigación desformalizada, por presunto encubrimiento de abusos. En su lugar, el deán de la Catedral y capellán de los artistas, Juan de la Cruz Suárez, ofició como anfitrión de la ceremonia.

De momento, se espera que asistan alrededor de mil personas, divididas en autoridades, laicos e invitados. Entre ellos, representantes de 12 confesiones cristianas, como la iglesia evangélica, además de las iglesias ortodoxa, luterana, anglicana y metodista, e incluso participantes del mundo musulmán y hebreo. ¿La razón de su participación? En 1971, el presidente de ese entonces, Salvador Allende, fue quien realizó la solicitud al cardenal Raúl Silva Henríquez para que participaran otros credos en la ceremonia.

En el coro habrá 200 cantantes y 20 músicos de la Escuela de Música del Arzobispado de Santiago. Además, se han acreditado 92 profesionales de los medios de comunicación. La actividad será transmitida vía streaming por los canales del Arzobispado.

El origen del Te Deum

Te Deum significa “a ti, oh Dios”. Los inicios de la celebración se remontan al Siglo IV, como un canto en que la Iglesia da gracias y pide a Dios por la patria. En 1811 José Miguel Carrera solicitó a la autoridad eclesiástica de la capital celebrar una acción de gracias a modo de conmemorar el primer aniversario de la primera Junta Nacional de Gobierno. A partir de 1818, con el fin de pedir por la independencia de Chile, se realiza cada 18 de septiembre.

La cruz que se ubica a un costado del altar principal, que durante el año está en el Santuario Nacional de Maipú, estuvo presente en la constitución de la primera Junta Nacional de Gobierno y por ello se coloca en cada celebración. La reliquia es una imagen de madera policromada del siglo XVIII y que perteneció al Cabildo de Santiago.

/psg