La mala campaña con el Manchester United ya es un recuerdo olvidado. Alexis Sánchez debutó con el Inter de Milán, en el triunfo por 1-0 ante Udinese. Fue su regreso a la Serie A después de ocho temporadas.

El chileno ingresó por Matteo Politano cuando faltaban once minutos para el final del tiempo reglamentario. El delantero italiano sufrió un golpe en la muñeca, y Antonio Conte apostó por el ex jugador de River Plate y el Barcelona. Se escuchó una ovación en el San Siro.

Sánchez cumplió: retrocedió para colaborar con los compañeros en la generación de juego y encabezó varias ocasiones de peligro en el arco de Udinese. La más clara fue de él: quedó con una gran opción en el área chica, pero Juan Musso alcanzó a evitar el segundo gol de Inter.

El delantero de la Roja se juntó en dos oportunidades con Antonio Candreva, quien apareció por el sector derecho en múltiples ocasiones, y asistió a Lautaro Martínez cuando faltaban dos minutos. Pero el delantero argentino no logró controlar.

Demostró rapidez, fue muy movedizo y se ganó los primeros aplausos con el Inter, club que venció gracias al tanto de Stefano Sensi en el primer tiempo. Fue un gol de cabeza tras centro de Diego Godín, antes de ir al descanso.

Con este resultado, Inter alcanza nueve unidades y aprovecha el empate de Juventus contra la Fiorentina de Erick Pulgar para quedar como único líder de la Serie A. Con tres fechas disputadas.

/Eduardo Méndez Garín