Este sábado el Tribunal Oral en lo Penal de Santiago condenó al ex suboficial de Carabineros Francisco Arzola, a 17 años de presidio por los delitos de tormentos y torturas reiteradas. Además, a cinco años y un día de presidio por falsificaciones reiteradas de instrumento público.

 El funcionario pertenecía a la 21° comisaría de Estación Central y era conocido por los vendedores ambulantes del Barrio Meiggs como “El Nazi”, por su violenta forma de actuar. Los hechos habrían ocurrido entre octubre de 2016 y diciembre de 2018.

Estos hechos ocurrieron todos al interior de un bus institucional de Carabineros, donde las víctimas eran trasladadas por controles de identidad que no eran efectivos y por fiscalización de comercio ambulante.

Una vez privados de su libertad, y sin ninguna posibilidad de defenderse eran brutalmente agredidos con golpes de pies y puños, estrangulamiento, insultos y humillaciones, lo que en definitiva configuró los delitos de apremios ilegítimos y torturas.

Según manifestó la fiscal Tania Sironvalle la condena fue muy significativa. “Creo que esto es una condena histórica, emblemática es muy importante, porque efectivamente y el total se condena a 30 años a dos funcionarios que mientras ejercían sus funciones como Carabineros ejecutaron torturas y apremios ilegítimos”.

En cuanto a Francisco Arzola Ruiz, “El Nazi” tendrá “una pena por apremios y torturas reiterados de 17 años de cumplimento efectivo y por falsificaciones reiteradas de instrumento público 5 años y 1 día, estas penas él las deberá cumplir sucesivamente: primero la de 17 años y posteriormente la de los otros 5 años”, aclaró Sironvalle.

En cuanto al cabo segundo Rodrigo Muñoz Cid el fue condenado por un delito de tortura a la pena de 8 años de presidio mayor en su grado mínimo.

Ambos imputados no serán beneficiados con ninguna medida alternativa a la privación de libertad.
Francisco Arzola Ruiz fue denunciado por cuatro víctimas y respecto a Rodrigo muños Cid por una victima.

/gap