Tras un mes de trabajo conjunto, el Ministerio del Interior, representado por Senda, firmó este lunes un protocolo de acuerdo con las cuatro principales empresas de delivery que operan en el país con el fin de evitar la venta de alcohol a menores de edad.

Según cifras manejadas por el Gobierno, uno de cada tres escolares de entre 14 y 17 años consumió alcohol el último mes, de hecho el 19,7% de asegura que lo compra directamente, pese a estar prohibido por ley la venta de alcohol a menores.

Los datos entregados por el último estudio de Senda en niños y niñas, hicieron a las empresas tomar cartas en el asunto, sumarse a esta mesa de trabajo y concretar cambios en la forma de operar.

Por ejemplo, el acuerdo contempla mayores estándares en el sistema de verificación de edad por parte de los repartidores (se exigirá documento de identidad), habrá una entrega de mensajes preventivos en cada una de las aplicaciones y capacitaciones a los socios de compañías repartidoras a domicilio de UberEats, CornerShop, Pedidos Ya y Rappi.

Al respecto, el director Nacional de Senda, Carlos Charme, recalcó que “la salud y bienestar de nuestros niños, niñas y adolescentes es prioridad para este Gobierno, es por eso que, frente a la dramática situación de consumo de alcohol en menores, decidimos convocar a las principales empresas de despacho a domicilio para comprometerlos y así evitar se les vendan bebidas alcohólicas”.

“La tecnología ha avanzado a pasos agigantados y no queremos que se transforme en una amenaza para nuestros niños. Por eso el inédito acuerdo compromete a las empresas a trabajar especialmente con sus repartidores en materias de sensibilización, capacitación y verificación de edad”, señaló Charme una vez firmado el acuerdo.

Una vez finalizada la reunión, el director nacional de Senda fue hasta las comunas de Providencia y Las Condes a conversar con repartidores de las distintas empresas para explicarles la importancia del acuerdo.

/psg