Para el próximo 15 de noviembre están programados dos hechos que podrían incidir en los resultados de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo seis días después de esa fecha: el 21 de noviembre. Por un lado, se efectuará un debate televisivo en el que participarán presencialmente todos los candidatos a La Moneda y por el otro, en Cuba está previsto que la ciudadanía salga a las calles en una protesta masiva en contra del régimen comunista, manifestación que ya ha sido declarada ilegal por el mandatario Miguel Díaz-Canel.

“Sin duda, más allá de que José Antonio Kast saque o no este tema en el debate de ese día, lo que ocurre es que el hecho de que existan protestas en Cuba es un flanco para la coalición de Apruebo Dignidad, especialmente para el Partido Comunista, que acompaña a la candidatura de Boric. Eso puede ser utilizado por Kast para tratar de atacar a miembros de la coalición política de la candidatura de Boric. Lo que sí sería difícil es que logre un ataque personal contra Boric”, explica el analista político Tomás Duval.

El panorama que se espera en la isla para esta protesta no es positivo, sobre todo si se toma en cuenta que en la manifestación del 11 de julio, ocurrida siete días antes de las primarias de Apruebo Dignidad en las que perdió el abanderado de del PC Daniel Jadue, se registró un muerto, decenas de heridos y cientos de detenidos.

El grupo disidente Archipiélago mantiene su llamado a la Marcha Cívica por el Cambio convocada en La Habana y en siete provincias de la isla, pese a la prohibición del régimen y a la amenaza lanzada por Díaz-Canel, quien el 24 de octubre advirtió que en el país hay “suficientes revolucionarios para enfrentar cualquier tipo de manifestación que pretenda destruir a la revolución”. Además, la Fiscalía de ese país citó a los organizadores para notificarles que de salir a las calles incurrirían en delitos como desobediencia, manifestación ilícita e instigación a delinquir. De los más de 1.000 detenidos que hubo en julio al grito de “Libertad” y “Tenemos hambre” más de 560 siguen en prisión.

“Ese hecho pudiese ser muy bien asumido por José Antonio Kast. Una cuestión de protestas en Cuba puede ser un tema de campaña que podría ser correctamente posicionado por el candidato Kast”, plantea Duval.

En opinión de Fernando Wilson, profesor de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad Adolfo Ibáñez, perfilar el sufragio en una elección con voto voluntario es multicausal y no podría circunscribirse únicamente a la ocurrencia de un hecho concreto en otro país.

“Lo de Cuba podría dar vuelta algunos votos, pero veamos qué ocurre primero, veamos si tiene la misma intensidad y veamos cómo eso engrana con las respuestas generales que presente el candidato Boric y cómo eso impacta en nuestro escenario, que está tan rápido y tan fluido”, dijo Wilson.

La defensa de Boric al PC, que sigue alineado con Cuba

Al igual que ahora, el 11 de julio también coincidieron el comienzo de las protestas en Cuba con un debate televisivo, en aquella ocasión el de la primaria de Apruebo Dignidad: Gabriel Boric del Frente Amplio se midió frente a Daniel Jadue, del PC.

Apenas tres horas antes de que comenzara la emisión del foro, el Partido Comunista manifestó su apoyo al gobierno cubano. “Repudiamos intensificación del bloqueo y acciones de interferencia y agresiones norteamericanas contra Cuba. Exigimos fin del bloqueo. Nuestra solidaridad con el gobierno y el pueblo cubano”, escribieron en su cuenta de Twitter.

El tema fue abordado en el encuentro entre Boric y Jadue y el segundo llevó las de perder. Jadue fue cuestionado en nueve ocasiones sobre el tema y en todas evitó condenar el accionar de Díaz-Canel. “Somos partidarios del derecho a la manifestación pacífica”, respondió Jadue primero de forma genérica. Ante la repregunta, el comunista salió con evasivas: “Es que yo conozco el derecho internacional, lo que es el multilateralismo, la no injerencia, y también promuevo la universalidad de los DD.HH. Son 3 valores que no tienen que estar separados”.

También se le consultó si condenaba las violaciones a DD.HH. en Cuba y dijo: “Hoy yo no tengo antecedentes suficientes que digan que hay violaciones a DD.HH. en estas manifestaciones”. Y ante la evidencia de la CIDH y de Human Rights Watch, Jadue desvió el tema hacia Chile: “Allá se protegen las manifestaciones bastante más que acá. Hasta hoy no he escuchado ningún globo ocular roto en Cuba”. Y así siguió hasta que por la presión de la periodista afirmó: “Si se acreditan (las violaciones a DD.HH.), por supuesto que las condeno”.

Los analistas coinciden en que en esto Boric y Jadue han tenido posturas distintas, pero la conexión de Boric con el PC a través de la coalición Apruebo Dignidad es un asunto que no deja de complicar a Boric y que podría ser aprovechada por el candidato del Partido Republicano José Antonio Kast, que tendría que remarcar ese nexo para tratar de sacar partido electoral a lo que pudiera ocurrir en Cuba ese día.

Para el analista Rafael Rincón-Urdaneta, “Kast tendría que ligar a Boric con el PC y tendría que hacer un esfuerzo muy grande en tratar de convencer en que ese tipo de cosas las podríamos ver aquí, que muestre la posibilidad real de que esas cosas ocurran y que incluso dé ejemplos muy concretos: imagínense ustedes, por ejemplo, a Carabineros en manos del PC; cómo creen ustedes que va a ser el Ministerio del Interior y la imposición del orden si está en manos del PC o la politización de la justicia. Tiene que dibujárselo muy bien al electorado”, dijo el director del Proyecto Quadriga.

Eso sí, Rincón-Urdaneta fue claro en que, desde su perspectiva, salvo que Kast maneje el tema de esa manera, es difícil que lo que ocurra en Cuba mueva la aguja electoral en Chile. “La gente piensa que el PC de acá es distinto, que Chile no es Venezuela y que tampoco es Cuba, que una cosa es el PC y otra cosa es Boric. Yo no lo veo tan así: en realidad para tener un grupo con tanto poder dentro de tu coalición debes tener alguna afinidad con ellos”, advierte.

La candidata de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, abordó este mismo asunto en conversación con La Tercera. “El PC fue parte de la Nueva Mayoría siendo un partido pequeño dentro de un contexto más grande. A diferencia de lo que ocurre hoy día con Gabriel, que el PC es el partido más grande y que va a ser el partido que va influir como lo ha hecho este tiempo”, aseguró la demócrata cristiana. Provoste incluso dijo que el PC es el partido “hegemónico” dentro del pacto de Apruebo Dignidad.

Tras los dichos, el mismo Boric salió en defensa del Partido Comunista. “Me sorprende que uno de los partidos que fue más leales con la Presidenta Bachelet hoy día reciba ese tipo de comentarios por parte de un partido político que fue justamente el que torpedeó permanentemente las reformas de la presidenta Bachelet”. Y luego se fue en picada en contra de la Democracia Cristiana: “En educación, que dijeron que no se habían leído el programa. Entonces a mí esa cuestión me parece que es no hablar con la verdad”.

En todo caso, en criterio de Rincón-Urdaneta, si el tema de la protesta en Cuba aparece en el debate, Boric efectivamente podría complicarse. “Si ocurre algo muy grave ese día en Cuba, tal vez una represión terrible, entonces puede ser que eso complique a Boric si lo emplazan en el debate. Esto pensando en el nivel de indecisión que pudieran tener aún para esa fecha algunos votantes de Boric, que no sean votos duros. Pero lo complicaría más si le preguntan por el niño de Carahue”, explicó Rincón-Urdaneta, refiriéndose a un video que se ha hecho viral en el que se escucha llorando a un pequeño mientas ve arder su casa, su perro y su celular, por la acción de grupos violentos de la Macrozona Sur.

Para el director del Proyecto Quadriga la violencia interna, la que está ocurriendo en La Araucanía y que obligó al gobierno a extender el estado de excepción podría ser un tema que pudiera perjudicar a Boric y que Kast también pudiera tomar a su favor, debido a que su postura en contra de esta violencia ha sido clara.

Otros focos

“José Antonio Kast está básicamente aprovechando un esquema de polarización en el cual se presenta tanto a Boric como a la coalición de Apruebo Dignidad como incapaz de gobernar y al mismo tiempo propensa a la pérdida de libertades. Se puede aprovechar (lo de Cuba), pero en este minuto tiendo a pensar que es mucho más potente enfatizar las debilidades y fragilidades de gobierno”, analiza el académico Fernando Wilson.

Desde la perspectiva del cientista político y académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Robert Funk, un elemento que podría influir es que, según resultados de la encuesta CEP, “la opinión pública quiere orden y esa es una de las razones que explicaría la evolución de Kast. Si eso es así entonces es posible que si llegáramos a ver imágenes de protestas, de violencia, del régimen tratando de impedirlas, entonces Kast podría usar eso. Decir: no queremos que ocurra eso acá. Eso es algo que podría funcionarle mejor, en lugar de tratar de asociar una candidatura en particular con lo de Cuba”, explica Funk.

Por Diana Lozano Perafán para El Líbero

/psg