Este martes, el dólar terminó con su mayor alza diaria desde comienzos de agosto y se ubicó por sobre los $715 tras una fuerte caída en el precio del cobre, las expectativas en torno a la rebaja de las tasas de la Fed y en medio de la crisis del petróleo por el ataque explosivo a la empresa Aramco en Arabia Saudita.

Así, a las 12:00 horas, producto de un cierre anticipado del mercado local de cara a las Fiestas Patrias, el billete verde cerró con una subida de $7,30, ubicándose en $716,60 vendedor y $716,30 comprador.

Se trata de su alza diaria más grande desde el 5 de agosto pasado, cuando la divisa se empinó $7,60 en la jornada. Además, es el valor más alto para la moneda estadounidense desde el 4 de septiembre, cuando cerró en $723,90.

Sebastián Espinosa, analista de mercados XTB Latam, comentó que “mientras siguen cayendo las probabilidades de alguna baja de tasas de interés en Estados Unidos, el dólar sigue sumando fuerza a nivel local”. A esta hora, “la probabilidad de una baja de 25% puntos base es de un 58,8%, muy distante del 92,3% de hace una semana”, explicó.

Por otro lado, “el cobre también ha seguido sumando leves pérdidas, tras los datos macroeconómicos en China que no logran contentar al mercado. A esta hora presenta caídas en un 0,6%”, dijo Espinosa.

En su análisis, el experto recalcó que “la paridad local del dólar frente al peso chileno ha llegado a una barrera importante en los $715 – dirección que mencionábamos que tomaría el día de ayer de bajar las proyecciones de una baja de tipos de interés – tras la apertura en los $712, sumando el día de hoy un 0,84% en su cotización”.

“Vamos a tener una visión clara el día de mañana a las 15:00 horas con la decisión de tasas de interés en Estados Unidos, donde visualizaremos un mayor panorama respecto a la dirección que podría tomar el dólar en el corto y mediano plazo”, agregó.

Así, proyectó que “una baja en las tasas el día de mañana podría otorgarnos caídas hasta la zona de los $700, e incluso hasta los $690. En caso contrario, podríamos tener un nuevo impulso alcista, yendo atacar la zona de los $725”.

/psg