El ministro del Interior, Andrés Chadwick, dio conocer las medidas de seguridad adoptadas para la prevención de delitos y accidentes durante la extensa celebración del 18 de septiembre.

“Estamos trabajando intensamente con el propósito de que nuestras Fiestas Patrias sean las mejores que se puedan haber vivido, pero al mismo tiempo con mucha seguridad”, acotó el secretario de Estado, llamando al autocuidado y respeto a terceros.

Informó así que ocho drones estarán dispuestos para realizar sobrevuelos en grandes actos como el Te Deum y la Parada Militar, además de las principales fondas de la Región Metropolitana. A su vez, las imágenes serán revisadas en la central de monitoreo de la Intendencia, y estarán conectadas con las policías.

Así también se dispondrá de dos helicópteros de Carabineros, los cuales tendrán un plan de vuelo especial, concentrándose tanto en lugares de mayor afluencia de público y donde podrían casas desocupadas por viajes fuera de la capital.

En tanto, el globo de vigilancia de la PDI dispuesto en Puente Alto se trasladó ya a las fondas de dicha comuna.

La policía civil además asumirá patrullajes preventivos con interés preferente en 17 comunas del país. Para estos servicios extraordinarios se incorporará a personal de distintas áreas especializadas con tecnología que permitan operar ante situaciones flagrantes, manteniendo la comunicación con Carabineros.

Chadwick señaló además que once retenes móviles recorrerán la región -cada uno con un dron, alcanzando un total de 19 dispositivos-, y que se instalarán 15 cuarteles provisorios de Carabineros en los 15 sectores donde se ubiquen las principales fondas.

La policía uniformada también conformó un cuerpo especial con 205 efectivos, los cuales controlarán la venta de alcohol a menores en todo el país.

A nivel nacional también Senda desarrollará controles por consumo de drogas y alcohol. Según el ministro, se buscará realizar cuatro mil fiscalizaciones.

/psg