La compañía estadounidense See See Motorcycles es especialista en personalización y modificación de motos, por lo que siempre hay que esperar que aparezcan sorpresas cuando se ponen a trabajar. Pero la última creación de ellos nos deja asombrados… y con hambre.

De la mano de su experto Thor Drake, la compañía tomó una Springfield Dark Horse, uno de los modelos más emblemáticos de Indian, modificó su sidecar e instaló nada menos que una parrilla de asados lista para usar.

 Por parte: la moto modificada posee un motor Thunder Stroke 111 de 1.811 cc con 151 Nm y presenta, en su configuración 2019, desactivación del cilindro trasero para evitar el calor excesivo en condiciones de tránsito lento, frenos ABS, control crucero, arranque sin llave, monitoreo de presión de neumáticos y alforjas rígidas con control remoto, entre otros.

La parrilla, en tanto, es una Traeger Ironwood 885, que se puede manejar con una app móvil, se conecta vía WiFi y tiene espacio para cocinar siete costillares, nueve lomos de cerdo o una docena de pollos.

La parrilla tiene encendido eléctrico y funciona con pellets de madera. Para prescindir de enchufes, la hemos conectado a una batería portátil. Además, se cierra y se limpia sola una vez que termina el asado, tras lo cual tarda entre 20 y 30 minutos en enfriarse”, aseguró Drake.

El especialista afirmó que tanto la operación de la asadera como la conducción de la motocicleta son absolutamente seguras: “la Springfield Dark Horse sigue siendo fácil de maniobrar. Solo si alguien no está familiarizado con el uso del sidecar, sugiero tomarse el manejo con calma”.

/gap