Apenas a sus 16 años, Ansu Fati se transformó en el goleador más joven en la historia del Barcelona, por delante del mismísimo Lionel Messi. El delantero le marcó al Osasuna en la igualdad 2-2 de los culés y dejó claro que su irrupción en el fútbol mundial da para muchas ilusiones.

En ese contexto, el Consejo de Ministros le concedió al jovencísimo futbolista nacido en Guinea-Bissau la nacionalidad por carta de naturaleza. “Desde 2009 reside en España y ha completado sus estudios y formación deportiva en nuestro país. La concesión le permitirá participar en el próximo Mundial Sub 17”, expresaba la resolución del trámite que duró casi dos años.

De todas maneras, que Fati vaya convocado a la Copa del Mundo de Brasil con España sería algo problemático para el conjunto blaugrana, donde ha sumado 116 minutos en la Liga. “Sería un contratiempo porque es un jugador que nos está dando cosas”, afirmó el DT del Barcelona, Ernesto Valverde.

/gap