La inflación parece estar controlada. Sin embargo, algunas señales apuntan a una aceleración en los precios para el corto plazo. Así al menos lo anticipan los forward de inflación que para octubre subieron de 0,4% a 0,5%. De concretarse esta previsión, la inflación acumulará entre enero y octubre un avance de 2,7%.

Martina Ogaz, economista de EuroAmerica señala que su estimación preliminar fluctúa entre 0,5% y 0,6%.

“Esta alza se explica principalmente por la eventual aplicación de las nuevas tarifas eléctricas para dicho mes. Esto lo confirmaremos el 1 de octubre, fecha en la cual se publican las tarifas correspondientes. De ser así, electricidad registraría un alza de 10% con una incidencia de 0,24% en el mes”, afirma Ogaz. Los otros productos que incidirán al alza son alimentos y gasto común.

/gap