Nicolás Maduro montó su propio diálogo con una fracción de la oposición, pero Estados Unidos sabe en qué consiste la jugada. Por eso quiere acelerar la activación del TIAR en la OEA y enfilar con las “opciones económicas” para debilitar al régimen. Las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) emitieron un comunicado asegurando que EEUU sólo busca derrocar a Maduro. Juan Guaidó, presidente encargado, afirmó que ya es hora de una “solución real”. Milos Alcalay, exembajador de Venezuela ante la ONU, dijo al diario ALnavío que las puertas a los mecanismos sancionatorios están abiertas.
La próxima reunión de la OEA definirá los primeros mecanismos de sanción a Maduro. /Foto: OEA

Ampliar
La próxima reunión de la OEA definirá los primeros mecanismos de sanción a Maduro. /Foto: OEA

El Departamento de Estado de los Estados Unidos está claro y sabe que el diálogo de Nicolás Maduro es una jugada para ganar tiempo. La firma de los pactos entre el régimen y una fracción de la oposición sin Juan Guaidó ni los grandes partidos, la asumen prácticamente como un insulto.

Y por eso Estados Unidos busca acelerar los acuerdos en la Organización de Estados Americanos (OEA) para activar, sin demoras, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

El despacho de Mike Pompeo también quiere pasar a la acción, estrechando aún más el cerco financiero al régimen. “Esperamos reunirnos con nuestros socios regionales para discutir las opciones económicas y políticas multilaterales que podamos emplear para la amenaza a la seguridad de la región que representa Maduro”.

/gap