La reforma previsional ya está cerca del final de su primer trámite en el Congreso: tras el receso del 18 de septiembre, hoy se realizará la última sesión de audiencia en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, para mañana empezar a votar el proyecto, para pasar pronto a la Sala.

Pero tras ello debe seguir su camino en el Senado. Es allí donde el gobierno buscará negociar los seguros sociales que pide la oposición, y desde la DC, el PPD y el PS buscan subir la cotización obligatoria más allá del 4% propuesto por la reforma, y que sea al menos 1,5% más. También han apuntado a que exista un fondo común solidario.

Esta es justamente una de las preguntas que hizo Criteria en una encuesta nacional encargada por la Asociación de AFP sobre la reforma previsional, donde se consultó a 907 personas entre el 21 y 29 de agosto, con un margen de error del 3,7%.

Frente a la pregunta “¿Si pudieras elegir, preferirías que ese 1,5% adicional vaya a un fondo común o preferirías que también fuera a la cuenta individual de cada trabajador?”. El 63% contestó que preferiría que ese 1,5% adicional fuera a la cuenta de cada trabajador, y sólo el 37% dijo que preferiría que ese 1,5% adicional fuera a un fondo común solidario.

¿Quiénes prefieren cuenta individual antes que fondo solidario? En su mayoría son del segmento socioeconómico más bajo, tienden a ser más mujeres que hombres, y principalmente son generaciones menores de 50 años, detalla el socio de Criteria Research, Cristián Valdivieso.

“Los segmentos más bajos creen que el fondo solidario les va a quitar algo, son temerosos respecto de dónde va a ir el dinero y cuánto les va a llegar por este mecanismo. Entonces, los segmentos que podrían verse más beneficiados con este fondo, son los que tienen más dudas y desinformación”, explica Valdivieso.

La encuesta también se refirió a que el alza de 4% en la cotización no podrá ser administrada las AFP. En ese sentido, el 69% señaló que le gustaría que los cotizantes puedan tener la opción de elegir una AFP como administrador del 4% adicional, mientras que el 31% aseguró que no le gustaría tener la opción de elegir.

Adicionalmente, Criteria consultó por el ente público que propone la reforma (CASS), el que contratará a empresas para que inviertan esos fondos, los que cobrarán una comisión.

Al respecto, el 60% cree que la mejor opción es que “la AFP de cada trabajador debería administrar el 4% extra sin cobrar comisión adicional a la que ya cobra”, tal como lo han planteado desde la industria. En tanto, el 40% cree que la mejor opción es “una institución pública o ente estatal que contrate empresas para invertir el 4% extra cobrando su propia comisión”.

Lo más urgente

La reforma al sistema de pensiones es lo más urgente a resolver por el gobierno. Al menos eso fue lo que respondieron cuando Criteria planteó: “Si el gobierno de Sebastián Piñera solo pudiera realizar una reforma o cambio estructural para el país, ¿cuál de las siguientes alternativas consideras más urgente?”.

El 31% optó por la reforma previsional, 25% por una ley de mano dura contra la delincuencia , y 19% por una reforma al sistema de salud.

Sobre cómo se deberían financiar las pensiones, 84% dijo que debería ser a través del ahorro individual, más la ayuda del Estado para las pensiones más bajas (tal cual ocurre hoy); 9% contestó que los más jóvenes que trabajan deben financiar vía impuestos pensiones de jubilados, y 7% dijo que debería ser sólo por ahorro individual.

Asimismo, 4 de cada 10 encuestados no sabe que los fondos previsionales ahorrados en las AFP pertenecen a los trabajadores: mientras que el 60% dijo que pertenecen a los trabajadores, 21% contestó que son de las AFP, 16% dijo que no sabe a quién pertenecen, y 3% cree que son del Estado de Chile.

/psg