En tensión máxima están las relaciones entre Colombia y Cuba después de una reunión que sostuvieron los cancilleres de ambos países este domingo en la que no pudieron llegar a un acuerdo frente a la solicitud que el pasado 11 de septiembre el gobierno colombiano hizo a la isla: entregar a los jefes del ELN que aún se encuentran en suelo cubano pese a tener circular roja de Interpol.

Nicolas Rodriguez Bautista, alias Gabino, e Israel Ramirez Pineda, alias Pablo Beltran, los dos líderes del ELN que escaparon a Cuba.
Nicolas Rodriguez Bautista, alias Gabino, e Israel Ramirez Pineda, alias Pablo Beltran, los dos líderes del ELN que escaparon a Cuba

“Las diferencias son gigantescas con Cuba con relación con los terroristas del ELN que tienen en su poder, con la circular roja de Interpol, la diferencia que tenemos por la solicitud de un juez de extradición. Las diferencias son muy fuertes, las diferencias siempre tienen consecuencias, pero las diferencias hay que ver cómo se administran”, sostuvo Carlos Holmes Trujillo, canciller colombiano al término de la reunión.

En suelo cubano permanecen Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, y Israel Ramírez Pineda, alias Pablo Beltrán, los dos jefes negociadores del ELN con el Gobierno colombiano, junto a otros miembros de la delegación de paz de esa guerrilla.

Cabe destacar que la mesa de diálogos con el ELN se instaló en 2016 durante el Gobierno de Juan Manuel Santos y que pese a las grandes dificultades por mantenerla e incluso a la oposición del entonces candidato Iván Duque, hoy actual presidente de Colombia, solo se levantó de manera definitiva en enero de este año, después de que esta guerrilla cometiera un acto terrorista que dejó 21 policías muertos y más de 60 heridos al estallar un carro bomba contra la Escuela de Cadetes de la Policía de Bogotá.

El pasado 11 de septiembre la Cancillería colombiana emitió una comunicación recordando a Cuba que desde enero están solicitando la extradición de Gabino y Pablito y que no han obtenido respuesta, por lo que de no satisfacerse las pretensiones de Colombia, se hará efectiva una denuncia ante la ONU apelando a la resolución del Consejo de Seguridad que permite denunciar ante las más altas instancias de dicho organismo a los Estados “que alojen, protejan, financien o permitan la circulación en su territorio de miembros de grupos que hayan cometido, cometan o planeen cometer actos terroristas en Colombia”.

El ELN fue históricamente la segunda guerrilla de Colombia después de las FARC, pero después de la desmovilización de esta última representan la mayor fuerza insurgente que subsiste en el país. Tal es la relevancia hoy del ELN que las incipientes disidencias de las FARC que han regresado a las armas, incluyendo la facción que comanda Iván Márquez y Jesús Santrich, han manifestado una coordinación de actividades con los elenos a quienes ven como aliados naturales.

“Quienes ahora dan la espalda y traicionan el Acuerdo que contribuyeron a construir, anuncian una alianza con el grupo terrorista ELN, dos de cuyos máximos jefes se encuentran en la República de Cuba, de acuerdo con lo que ha confirmado su propio Gobierno”, afirmó la Cancillería en su comunicado de principios de septiembre.

La última respuesta de Cuba sobre esta situación se dio en enero tras el atentado a la Escuela de Cadetes, instando a Colombia y el ELN a respetar los protocolos y permitir que los jefes guerrilleros regresaran a sus campamentos.

El canciller Holmes ha reiterado que Pablito y Gabino tienen circular roja de la Interpol y que por lo tanto deben ser extraditados a Colombia, afirmó después de la reunión con su homólogo cubano que si Cuba no responde satisfactoriamente el por qué no ha iniciado los trámites para esta extradición, el gobierno colombiano lo denunciará ante la Asamblea de la ONU.

/psg