Desde el mismo día que Apple sacó a la venta la última gama de su distintivo dispositivo, los teléfonos iPhone 11, 11 Pro y el 11 Pro Max, muchas personas han puesto a prueba la resistencia de estos artilugios ante las caídas.

A numerosos usuarios les surgió la curiosidad de demostrar la veracidad de lo que anunció la directora de Mercadotecnia de Productos de Apple cuando indicó –en el día de su lanzamiento– que estos dispositivos de última generación cuentan con el “vidrio más resistente” jamás utilizado en un teléfono, tanto en la parte frontal como en la posterior, y decidieron compartir las fotografías de sus resultados en las redes sociales.

Uno de ellos, el internauta Ben Geksin, publicó la foto de un iPhone 11 Pro que sobrevivió a una caída y como resultado solo se dañó el lado superior de la parte trasera del aparato.

“De acuerdo, si te preguntas, así es como se ve el iPhone 11 Pro roto”, publica desde Twitter.

“En primer lugar, es hermoso”, escribe Dmitri Riabinin, jefe de Alta Tecnología de la compañía de Internet rusa Mail.Ru.

Por su parte el blog EverythingApplePro ha decidido también experimentar desde distintos puntos de altura y concuerda que, a pesar de contar con el cristal más duradero, el iPhone aún es propenso a romperse en las caídas importantes. Sin embargo, la pantalla de los teléfonos que puso a prueba quedaron intactas tras el golpe.

Estos experimentos respaldan totalmente la necesidad de un estuche para proteger estos costosos teléfonos inteligentes.

/psg