Mediante un comunicado, la defensa de la ministra de Educación, Marcela Cubillos, informó que ayer a las 23 horas ingresó los argumentos para rechazar la acusación constitucional que la oposición impulsó en contra de la secretaria de Estado, por lo que la comisión de diputados que analiza el libelo tiene seis días para emitir su informe.

En el documento, la defensa -asistida por el abogado Francisco Cox- parte alegando la cuestión previa de admisibilidad, señalando que se considere la “acusación por no presentada para todos los efectos legales, atendido que el líbelo acusatorio no cumple con los requisitos establecidos por la propia Constitución”.

Los cuatro argumentos tras los que se respalda la petición son que esta “no respeta el carácter de ultima ratio que debe tener por su envergadura, toda Acusación Constitucional”, “no se verifican las causales” establecidas en la constitución para que esta proceda, que la constitución contiene imputaciones “por cargos que no son responsabilidad de esta ministra” y que no cumple con los estándares mínimos del debido proceso.

Asimismo, señala que “se demostrará que esta Ministra de Estado ha actuado siempre en cabal cumplimiento de la ley y la Constitución” y que “una acusación constitucional no puede descansar en meras generalidades, afirmaciones vagas, hechos que no constituyen ilegalidades”.

En relación a las críticas políticas, el documento afirma que estas, “que son totalmente legítimas”, han sido recogidas para sustentar la acusación, lo cual no está permitido por la Constitución.

“Tales diferencias que fomenta nuestra democracia, en nuestro Estado de Derecho, no son suficientes para interponer una acusación constitucional”, agrega.

El escrito concluye señalando que aceptar la acusación, “daría a la legítima crítica política la capacidad de destituir e inhabilitar políticamente a un ministro de Estado”, lo cual terminaría desvirtuando el sentido que le ha sido atribuido a la institución.

/psg