La noticia causó un revuelo mayúsculo: el rover chino Yutu-2 (perteneciente a la misión Chang’e-4) descubría un raro material con aspecto gelatinoso en un cráter de la cara oculta de la Luna. La publicación china de divulgación científica «Our Space», que anunció los hallazgos el 17 de agosto, lo calificó como «similar a un gel», lo que propició un gran interés y especulaciones en torno a esta extraña sustancia lunar.

Imagen del raro material hallado por el rover Yutu-2 (centro de la imagen) – CNSA/CLEP / Vídeo: Descubre una sustancia «nunca vista antes» en la cara oculta de la luna

Ahora, un mes después, han sido publicadas las primeras imágenes de este material. A través de las redes sociales del mismo medio, se explica cómo el equipo Yutu-2 se acercó cuidadosamente al cráter para analizar el material. En concreto, la imagen más clara muestra dos de las seis ruedas del rover y el fondo de un cráter de aproximadamente dos metros de ancho.

Se trata de una imagen comprimida en blanco y negro y proviene de una cámara para evitar obstáculos en el rover, por lo que la calidad deja bastante que desear. Según algunos científicos lunares, se sospecha que el área rectangular y verde, así como el círculo rojo de su interior, están relacionados con el campo de visión del instrumento del Espectrómetro visible y de infrarrojo cercano (VNIS, por sus siglas en inglés), según informa Space.com.

El rectángulo verde que se aprecia en la imagen y el círculo rojo serían parte del campo de visión del instrumento VNIS
El rectángulo verde que se aprecia en la imagen y el círculo rojo serían parte del campo de visión del instrumento VNIS – CNSA / CLEP

VNIS detecta la luz que se dispersa o se refleja en los materiales para revelar su composición química. Como VNIS tiene un pequeño campo de visión, el rover necesitaba acercarse de forma cuidadosa para hacer una detección sin caer en el cráter. El primer intento en julio fue insatisfactorio, por lo que se hizo una segunda aproximación en agosto que resultó ser más eficaz, si bien las imágenes no se han hecho públicas hasta ahora.

¿Y si el Apolo 17 ya recogió muestras de ese material?

Varios científicos han comentado con Space.com acerca de estas fotografías. Por ejemplo, Clive Neal, investigador lunar de la Universidad de Notre Dame, afirma que si bien la imagen no es excelente, aún puede dar pistas sobre la naturaleza del material. Señala que la muestra se parece a otro material encontrado durante la misión Apolo 17 en 1972. Llamado 70019, fue recolectado por el astronauta y geólogo Harrison Schmitt, de un cráter de tres metros de diámetro, similar al abordado por Yutu-2.

Los impactos de alta velocidad en la superficie lunar se derriten y redistribuyen las rocas a través de los cráteres que crean y pueden crear rocas vítreas, ígneas y estructuras cristalinas. En cuanto a ser inusual y «misterioso», como lo describe la cuenta inicial china, «es de esperar que haya cráteres como el hallado por Yutu-2 o como donde se recolectó 70019», afirma Neal. Los resultados finales que se publiquen en alguna revista científica aún se podrían demorar hasta un año, por lo que habrá que esperar hasta dichas conclusiones un tiempo.

De momento, Yutu-2 se ha dirigido hacia el oeste del lugar en el que aterrizó la sonda Chang’e-4, en el cráter Von Kármán el pasado 2 de enero. En total, ha recorrido 285 metros por la superficie oculta de la Luna.

/psg