En medio del escándalo tras la autodenuncia realizada ante el Ministerio Público por Francisco Javier Ruiz Tagle, en la que confesó haber cometido delitos económicos en contra de su hermano, el expresidente Eduardo Frei y otros particulares, la Comisión para el Mercado Financiero resolvió cancelar la inscripción de su empresa Almacenes de Depósitos Nacionales (Almadena).

“Esta Comisión se encuentra en condiciones de concluir que Almacenes de Depósitos Nacionales (Almadena) no cumple el requerimiento de patrimonio mínimo a que se refiere la letra b del artículo 30 de la Ley 18.690, habilitante para continuar ejerciendo el giro de almacenista, lo que ha quedado ratificado por lo que informa la misma empresa”, señala la resolución de la CMF.

Dicho artículo fija en 20.000 UF el patrimonio mínimo exigido, acreditado anualmente.

Asimismo la resolución de la CMF detalla que el 12 de septiembre la auditora PriceWaterhouse envió una carta a Almadena en la que señala que a raíz de una serie de antecedentes que no fueron puestos en su conocimiento por parte de la administración de la empresa, no constando ellos tampoco en los estados financieros de la misma, su opinión como auditora de la firma no debe ser considerada, al menos mientras no sean rehechos los estados financieros al 31 de diciembre de 2018, teniendo en cuenta que los hechos en cuestión “tendrían un impacto significativo en la situación de Almadena”.

Tras verse afectado por una serie de demandas por pagarés impagos y cheques protestados Franscisco Frei recurrió a la firma del rubro almacenaje, para intentar buscar liquidez.

Así, según la autodenuncia que ingresó al Ministerio Público, Frei firmó pagarés y otros instrumentos para transferir dineros a Almadena, dado que estaba más que endeudado y asfixiado financieramente, después de recurrir a firmas de factoring y préstamos. La firma ya había quebrado una vez, en 2002.

/psg