“Parece que la represa está comenzando a romperse”, anticipaba este martes el portal The Hill, en un tono similar al empleado por el sitio Politico, que señalaba que los pedidos de los demócratas por un impeachment a Donald Trump durante la jornada crecían como “bola de nieve”. Finalmente, la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, la misma que durante meses frenó al ala progresista de su partido en este afán, cedió a las presiones y anunció el lanzamiento de una investigación formal de juicio político contra el mandatario republicano.

“El Presidente debe rendir cuentas. Nadie está por encima de la ley”, dijo Pelosi, de 79 años, tras asegurar que las acciones tomadas hasta la fecha por el Mandatario “han violado gravemente la Constitución” y constituyen “una traición a la seguridad nacional”, según destacó el diario The Washington Post.

The New York Times, por su parte, calificó el anuncio de Pelosi como la apertura de “un nuevo capítulo de confrontación en respuesta a las alarmantes acusaciones de que el Presidente buscaba reclutar una potencia extranjera para su propio beneficio político”.

Investigación

El Congreso de Estados Unidos tiene el poder de remover a los Presidentes si hay suficientes votos que respaldan que ellos cometieron “traición, soborno o crímenes y faltas”. Entre esto último se encuentra el abuso de poder del que se acusa a Donald Trump. Es el Comité Judicial de la Cámara de Representantes el que inicia la investigación y recomienda a la Cámara artículos del impeachment.

Cámara de Representantes

Una vez que reciben la información del Comité, la Cámara -de mayoría demócrata- podría establecer un panel especial que maneje los procedimientos o hacer una votación general de los artículos del impeachment. Basta que uno de los artículos obtenga los votos de la mayoría para que se inicie el juicio político al presidente.

Senado

Tras ser aprobado en la Cámara de Representantes, es el turno en el Senado, donde los republicanos cuentan con mayoría. Los procedimientos se hacen tal como si fuera un juicio. En esta instancia no hay reglas, por lo que los senadores deciden cómo procederán el impeachment en ese momento. Se necesita una super mayoría de dos tercios para que se apruebe el impeachment.

/gap