Barcelona se reencontró con la victoria, nuevamente en Camp Nou, al imponerse 2-1 sobre Villarreal gracias a tantos en los primeros minutos en un partido en el que el chileno Arturo Vidal no tuvo oportunidades y se quedó en el banco de suplentes

El encuentro estuvo marcado por la vuelta a la titularidad de Lionel Messi, quien rápidamente conectó con Antoine Griezmann en un tiro de esquina al séptimo minuto en el que el francés convirtió con un buen cabezazo con poco ángulo.