El abogado Francisco Cox, que defiende a la ministra Marcela Cubillos frente a la acusación constitucional en su contra, se refirió al tuit que publicó la secretaria de Estado acerca del Sistema de Admisión Escolar (SAE), en el cual se sustenta el capítulo primero del libelo, donde se le imputa “falta a la veracidad”.

Éste podría resultar clave en la votación de la acusación constitucional, ya que –según ha sostenido el abogado constitucionalista y militante DC Jorge Correa Sutil– es el único de los cinco capítulos que está “formalmente bien presentado”.

En dicho apartado, se cita un tuit que escribió la ministra en febrero pasado, en que afirma que la Ley de Inclusión –que rige el SAE– “prohíbe” que los apoderados puedan solicitar entrevistas a los colegios: “Sist de admisión escolar pone muro entre familias y colegios. Ley prohíbe a padres pedir entrevista en colegio al que el sist. los derivó, y que quizás ni conocen, hasta después de matricularlo”.

Los acusadores sostienen que la ley “no prohíbe las entrevistas entre apoderados y establecimientos, sino que prohíbe que los establecimientos la establezcan como una exigencia”, por lo que la ministra estaría “faltando deliberadamente a la verdad”.

La palabra clave del tuit

Francisco Cox abordó este punto en entrevista con EmolTV, donde aseguró que “la ministra no faltó a la verdad”, ya que “lo que dijo es correcto respecto del sistema”.

En ese sentido, explicó que éste “tiene una etapa de postulación y de admisión. En la postulación, la ley dice que sí se puede entrevistar; y después, en el proceso de admisión, se puede entrevistar una vez matriculado, cuando usted ya pagó la matrícula (…) Cuando empieza el algoritmo, la persona no puede pedir una entrevista, hasta matriculado (el alumno)”.

“Y ella (la ministra) lo dice expresamente: ‘Una vez que se ha derivado al colegio, no puedes pedir entrevista, sino matriculado’, y por lo tanto ¿de qué te sirve?”, señaló el abogado.

Cox afirma que “derivó” es “la palabra clave” para desestimar la acusación. “Lo importante para entender por qué la ministra no falta a la verdad es que ella dice ‘que te derivó y quizás no conoces’. Eso es fundamental para entender que la ministra no faltó a la verdad”, subraya.

Junto con rechazar el fondo, el abogado sostuvo que también hay un problema de forma, ya que “la acusación misma no transcribe los tuits completos, sino que lo edita, lo cercena, y usa la cita de un medio, que incluso incorpora información que jamás fue dicha por la ministra”. Afirma que “eso es gravísimo” y que desconoce “si se hizo por negligencia” o “con una intencionalidad”.

/psg