El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió este miércoles que no ejerció “la más mínima presión” sobre Ucrania, luego que la Casa Blanca revelara una transcripción de una llamada en donde se confirma que le pidió a Kiev investigar a su rival político Joe Biden.

“No hubo la más mínima presión”, dijo el Mandatario a los periodistas al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, un día después de que los demócratas aprovecharan la explosiva llamada para iniciar un proceso de juicio político.

“Fue una carta amistosa, no hubo presión”, repitió Trump, denunciando lo que llamó “la mayor caza de brujas en la historia de Estados Unidos”.

Los dichos del gobernante surgen minutos después de que la Casa Blanca publicase un memorando con la transcripción de la llamada entre el líder republicano y el Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en la que le pidió apoyar una investigación contra el ex vicepresidente estadounidense Joe Biden.

“Se está hablando mucho del hijo de Biden, y que Biden detuvo una acusación y mucha gente quiere saber de eso, así que cualquier cosa que pudieras hacer con el fiscal general sería maravilloso (…) Biden fue por ahí alardeando de que frenó la acusación así que si puede mirarlo…”, afirmó Trump en la conversación fechada el 25 de julio.

El Mandatario hacía referencia a Hunter Biden, hijo del actual aspirante a la candidatura demócrata presidencial para 2020, y que trabajó como asesor para la empresa de gas ucraniana Burisma.

“Me gustaría que nos hiciese un favor porque nuestro país ha pasado por mucho y Ucrania sabe mucho de ello (…) Me gustaría que el fiscal general le llame a usted, a uno de su equipo y me gustaría llegar al fondo de ello”, agregó Trump, quien también señaló que Zelenski sería contactado por su abogado personal, Rudy Giuliani.

Zelenski descarta cualquier presión

Por su parte, Volodymyr Zelensky rechazó tajantemente haber recibidio presiones de Donald Trump para investigar a Biden. “Nadie puede presionarme puesto que soy el presidente de un país independiente”, declaró a un canal de televisión ruso.

“La única persona que puede presionarme es mi hijo de seis años”, añadió en tono jocoso, explicando que se reunirá con el presidente Trump por primera vez este miércoles, al margen de la Asamblea General de la ONU.

Se espera que durante esta cita ambos mandatarios puedan ahondar en este tema y defenderse de las acusaciones en su contra.

/psg