El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se refirió al caso de la profesora jubilada que emplazó judicialmente a la AFP Cuprum para que le entregue todos sus fondos previsionales, los cuales ascienden a $46.569.000, caso está siendo revisado por el Tribunal Constitucional (TC).

A juicio del secretario de Estado, existe una legalidad al respecto que “debe ser respetada”, aunque sostuvo que se respetará lo que dirima el TC.

La opinión de Larraín se alinea con la emitida por su par del Trabajo, Nicolás Monckeberg, quien señaló tajantemente que el recurso presentado por la profesora María Ojeda “no tiene validez” ni fundamentos, e indicó que la justicia ya ha desestimado solicitudes similares.

Por su parte, el gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, expresó que esos dineros “son para las pensiones y no para otra cosa”; y que las administradoras “se rigen por un marco legal”.

El caso
María Ojeda, profesora de matemáticas jubilada que reside en Antofagasta, inició un proceso legal contra la AFP Cuprum. Argumentó que en su último año laboral su sueldo era de $1,2 millones y que actualmente su jubilación no supera los $185 mil mensuales.

En detalle, la docente cotizó desde 1987 a 1988 y luego desde 1990 a 2017 sin lagunas.

En este caso, el ministro Oscar Clavería de la Corte de Apelaciones de Antofagasta redactó un requerimiento de inaplicabilidad que fue entregado al TC. En el escrito se alude a normativas que se contraponen con algunos derechos constitucionales, como el de acceder a una propiedad.

El objetivo también es obtener una pronunciación sobre si es aplicable el decreto Ley 3.500 que estableció el actual sistema de AFP.

/psg