Alexis Sánchez alcanzó a actuar solo algunos minutos, en la ajustada victoria del Inter contra Lazio por la Serie A.

El chileno tuvo un cometido correcto, aunque en su ingreso llamó la atención la forma en la que el cuadro lombardo anunció la entrada del Niño Maravilla.

Recordemos que el atacante reemplazó a los 82′ a su compañero, el belga Romelu Lukaku, quien fue ovacionado en el Giuseppe Meazza.