El informante que denunció la controversial llamada entre Donald Trump y el presidente ucraniano, que motivó los pedidos de juicio político, acusó a la Casa Blanca de intentar ocultar el contenido de la conversación, según el documento publicado este jueves por el Congreso, en el que señaló que el mandatario “solicitó” interferencia extranjera en las elecciones.

Donald Trump habla con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky (Photo by SAUL LOEB / AFP)
Donald Trump habla con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky

“En el curso de mis tareas oficiales, he recibido información de varios funcionarios del Gobierno de EEUU de que el presidente de Estados Unidos está utilizando el poder de su cargo para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones estadounidenses de 2020”, dijo el informante, según el documento revelado por el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, poco antes de que el director de Inteligencia, Joseph Maguire, testifique ante el Congreso.

El autor de la denuncia, que hace referencia a la llamada entre Trump y Volodimir Zelensky el pasado julio, señaló que varios oficiales de la Casa Blanca que le compartieron la información estaban “profundamente perturbados” por la llamada. Además, sostuvo que hubo esfuerzos del Gobierno por ocultar los registros de la conversación, “especialmente la transcripción palabra por palabra”. Según detalló, abogados de la oficina presidencial ordenaron remover la transcripción del sistema digital usado habitualmente para su distribución entre el gabinete.

En público, Trump ha reiterado que la llamada no tiene nada de irregular y subraya que no realizó una presión. Por su parte, Nancy Pelosi, presidente de la Cámara de Representantes, calificó la situación como un “encubrimiento”.

Joseph Maguire, director de Inteligencia de EEUU (Foto de Marcus Tappan/ AFP)
Joseph Maguire, director de Inteligencia de EEUU

Durante la llamada, Trump instó a Zelensky a investigar a Joe Biden, uno de los favoritos de la interna demócrata para las elecciones del próximo año. Una semana antes, el Gobierno estadounidense frenó cientos de millones de dólares en asistencia militar para Kiev, fondos que ya habían sido aprobados por el Congreso. Según la oposición, dicho escenario constituye un abuso de poder y una “traición” a la Constitución y a la seguridad nacional por pedir una interferencia extranjera en el proceso electoral.

En varios pasajes del reporte, el anónimo señala que no ha tenido acceso directo a la información, sino que se basa en datos proporcionados por otros funcionarios. Si bien este punto ha sido resaltado por los defensores de Trump, hasta ahora todas las descripciones que han podido ser constatadas (la llamada, principalmente) coincide con la realidad.

Además de la conversación presidencial, el informante también reportó una reunión, hasta ahora desconocida, entre Rudy Giuliani, abogado personal de Trump, y Adriy Yermak, asesor del mandatario ucraniano, realizada en Madrid. Según las fuentes del informante, la conversación fue un “directo seguimiento” del enlace telefónico entre los presidentes. Recientemente, cuando le preguntaron a Giuliani durante una entrevista en CNN si él había pedido a Ucrania que investigara a Biden, lo negó con vehemencia. Pero unos segundos después dijo: “¡Claro que lo hice!”.

Giuliani ha declarado que todas las instancias de su trabajo con funcionarios de Ucrania han sido coordinadas con el Departamento de Estado, aunque algunos funcionarios han manifestado su descontento por el rol del ex alcalde de Nueva York en la arena de política exterior, un área en la que no cuenta con gran experiencia.

Este jueves, Trump volvió a arremeter contra la oposición.

“Los demócratas están tratando de destruir al Partido Republicano y todo lo que este representa. Republicanos, manténganse unidos, jueguen su juego y peleen fuerte. Nuestro país está en juego”, expresó en mayúsculas.

/psg