Camilo Moya, de 21 años, fue el jugador que habló hoy en conferencia de prensa donde se refirió a lo que será el partido ante Palestino y lo que se viene de aquí en adelante, superclásico y la lucha por mantener la categoría, además de la situación del shampoo que tanta controversia tuvo el día de ayer.

El volante manifestó estar en calma, porque “estoy entrenando y me preocupa que yo esté de la mejor manera. Lo que pase en el club es algo administrativo y no puedo meterme ahí”.

Además, refutó las palabras del presidente José Luis Navarrete, quien anoche señaló que tendrán un plantel competitivo pero “sin expectativas de campeonar”.

“El jugador que llegue a la U y que está en la U sabe que acá se exige campeonar. Ya lo que diga el presidente, es su forma de pensar, pero nosotros también tenemos otra que es salir campeón”, argumentó Moya.

Respecto al duelo con Palestino, del sábado a las 15:00 horas, el joven volante indicó no sienten presión por la posibilidad de llegar en zona de descenso, tras los partidos que deberán jugar previamente los colistas Antofagasta y Universidad de Concepción.

“No tenemos presión, estamos tranquilos porque no dependemos de nadie, dependemos de nosotros mismos. Sé que hay un gran grupo que esta entrenando bien y con mucha confianza”, aseveró.

Finalmente, sobre su presente y futuro, Moya fue enfático: “Estoy feliz de tener la titularidad y poder jugar, pero quiero quedarme en la U, jugar un campeonato internacional y después ver qué pasa con mi futuro. Quiero hacerme un nombre acá”, sentenció.

Por Ignacio Soto Bascuñán