El recurso en la Corte de Apelaciones de Antofagasta fue impulsado por María Angélica Ojeda (65), quien dice haber cotizado durante 26 años. Como parte de la estrategia primero la profesora de Matemáticas le solicitó a Cuprum que le entregara sus fondos de pensión, recibiendo una respuesta negativa. Fue entonces que, coordinada con No+AFP y la Casa Común, presentó un recurso de protección para demandar a su AFP, apelando a que sus ahorros eran de su “propiedad privada”.

Su último sueldo fue de poco más de un millón de pesos, pero su pensión como jubilada alcanza los $185 mil. Y, además, asegura que debe pagar todos los meses un crédito hipotecario de $220 mil, por lo que no alcanza a costearlo.

Ojeda es una activa dirigente en movimientos sociales de la II Región. Es dirigenta de la Central Unitaria de Trabajadores provincial Antofagasta. Además es vicepresidenta del Colegio de Profesores comunal Antofagasta y pertenece a las filas del Partido Comunista.

En estos días ha tenido un especial protagonismo. De hecho, ya se ha tornado común ver la imagen de la profesora vistiendo el pañuelo amarillo en el cuello con la frase No+AFP.  Luego de que la Corte enviara el requerimiento al TC, la educadora señaló que «Dimos realmente un golpe y dejamos en jaque al sistema y a la Constitución. Yo espero que la gente se sume a esta reivindicación que hice al solicitar mis fondos. Y que lo haga de forma masiva la gente, para que demostremos que este sistema es malo y no le permite a las personas vivir en forma digna».

Y ayer sostuvo en TVN“No esperamos la devolución de la plata completa, queremos previsión social, queremos pensiones dignas. Se trata de cuestionar este sistema de AFP porque de alguna manera atenta contra el derecho de las personas”.

Además, Ojeda ha tenido una activa partidaria en las filas del PC. De hecho, aparece en el video del Partido Comunista comunal Antofagasta -difundido en Facebook el 30 de mayo de 2018- donde respalda el movimiento feminista. “Quiero entregar mi mayor respaldo al movimiento feminista que se está llevando a cabo en el país. Y además, decir que estas mujeres han sido valientes y tienen la fuerza para seguir reivindicando todo el movimiento feminista”, señaló.

El 28 de enero de ese mismo año la profesora de Matemáticas se manifestó -junto a otros dirigentes de la zona- en contra del acuerdo alcanzado entre Corfo y SQM. Pocos días antes, ambas empresas habían firmado un acuerdo de conciliación y la modificación de los contratos que, incluía, la opción de reserva de 25% de producción de litio para vender en Chile. “Nos estamos manifestando porque creemos que es una necesidad dejar plasmado en el mundo de los trabajadores, estudiantil y en la ciudadanía en general, que el litio es un elemento natural que se tiene que quedar en Chile”, afirmó por esos días Ojeda.

En Antofagasta, además, participó en la mesa de conversación sobre el proyecto de Aula Segura que se desarrolló en octubre del año. En el encuentro, la dirigenta intercambió ideas con el senador por la zona, Alejandro Guillier, quien por esos días planteó su crítica en torno a la iniciativa. Postura a la que sumó Ojeda, rechazando las suspensiones y expulsiones de los estudiantes. Incluso llamó a crear «un frente antifacista para defender y profundizar los avances en educación», haciendo alusión a la gratuidad.

Y ya este año, en su rol de vicepresidenta del Colegio de Profesores, valoró el reajuste del bono de retiro -liderado por la alcaldesa Karen Rojo- para que los profesores recibieran más de $22 millones. “Acá la gran mayoría tienen más de 40 años de servicio, hay mucho profesores que han entregado su vida a la docencia, la gran mayoría normalista, ellos han entregado muchas cosas y su formación era muy diferente a la nuestra”, dijo Ojeda el pasado 3 de mayo.

/gap