“Me impresiona el oportunismo y el sesgo de la Fiscalía que, de verdad, aparece como un brazo armado de la izquierda chilena”, aseguró este viernes la presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, a raíz de que el Ministerio Público anunciara una investigación por presunto tráfico de influencias por parte de Iris Salaberry, funcionaria de la Municipalidad de Ñuñoa y hermana de Felipe Salaberry.

Esto, luego de las acusaciones contra el subsecretario de Desarrollo Regional, quien el pasado 25 de agosto habría pasado 3 luces rojas mientras conducía por la comuna de Ñuñoa e insultado al fiscalizador de tránsito cuando intentaron cursarle una infracción según informó Radio Bío Bío.

Al respecto van Rysselberghe afirmó que “me parece francamente impresentable, acá estamos hablando de una infracción de tránsito, más o menos grave, pero es una infracción de tránsito que, de acuerdo a los antecedentes que manejamos, no ocurrió”.

Añadiendo que, con respecto a la investigación por supuesto tráfico de influencias, “sería por algo que ni siquiera sucedió, porque efectivamente hay un parte empadronado que no ha sido anulado”, manifestó.

Además, la parlamentaria arremetió contra el Ministerio Público y sostuvo que “uno se pregunta por qué la Fiscalía tiene esta rapidez para actuar de oficio por casos que ve la policía local y no tiene la misma rapidez, por ejemplo, para actuar de oficio, para investigar la denuncia del caso OAS por el financiamiento irregular de la expresidenta (Michelle) Bachelet”.

/psg