Esta semana Hunter Biden, hijo del exvicepresidente de Estados Unidos y posible contrincante electoral de Donald Trump, Joe Biden, fue parte de los titulares de los principales medios de comunicación del mundo.

¿La razón? Una controversial conversación telefónica entre el Presidente de EE.UU. y su homólogo ucraniano, Volodomir Zelensky, donde Trump supuestamente habría presionado para que se investigaran los negocios de Hunter Biden en la empresa ucraniana de gas natural Burisma Holdings.

Este episodio dio inicio a la llamada “trama ucraniana”, una polémica que mantiene a la Casa Blanca alerta tras la publicación de la demanda del informante sobre el abuso de poder y los intentos de oficiales del Ejecutivo para que la transcripción de la llamada no saliera a la luz. Mientras, por otro lado, la jefa de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, anunció el inicio formal de un proceso de juicio político.

Sin embargo, antes de la actual polémica que envuelve a Trump, Hunter Biden ya acaparaba titulares por su vida personal.

Polémicas

“¿Hunter Biden pone en peligro la campaña electoral de su padre?”. Así titulaba el medio The New Yorker en su edición de la primera semana de julio, mientras Fox News dedicaba tiempo en pantalla para hablar acerca de la vida amorosa del letrado de 49 años que terminó una relación con la viuda de su hermano Beau, Hallie Biden, a principios de 2019 y posteriormente se casó con una cineasta sudafricana, Melissa Cohen (32), a quien supuestamente conoció 10 días antes de la ceremonia.

En 2015, en medio de un escándalo de infidelidad que afectó al primer matrimonio de Biden junto a Kathleen Buhle -con quien tuvo tres hijos: Naomi, Finnegan y Maisey– su hermano Beau mayor falleció producto de un tumor cerebral. El abogado comenzó a acercarse a su cuñada como apoyo hasta que comenzaron una relación sentimental, la cual intentaron mantener en secreto hasta su termino en 2019.

El proceso de divorcio con su primera esposa también fue público. Primero se reveló que el abogado tenía una cuenta en el sitio web de citas para personas casadas, Ashley Madison, lo que sumado a sus problemas con las drogas terminó por gatillar la separación de la pareja, que concretó su divorcio en 2017.

Adicción a las drogas

Pero su comentada vida amorosa no era lo único que llamada la atención de la prensa estadounidense, también su adicción a las drogas acaparó prensa mundial e incluso golpeó políticamente a su padre cuando éste ya había anunciado sus intenciones de participar de la carrera presidencial demócrata.

El 17 de mayo de 2019, en medio de una actividad de campaña del exvicepresidente, un medio publicó la noticia de que Hunter había sido supuestamente multado por la policía por el uso de narcóticos.

En una entrevista con The New Yorker, el abogado explicó que le costó afrontar las muertes de su hermano y su madre así como las veces que se ha sometido a rehabilitación. “Mira, todo el mundo debe enfrentar el dolor. Todos tienen un trauma. Hay una adicción en todas las familia. Yo estaba en esa oscuridad. Yo estaba en ese túnel, es un túnel que no tiene fin. Tú no sales de ahí. Tú entiendes cómo lidiar con éste”.

A lo largo de su vida ha intentado terminar con su adicción a las drogas y el alcohol ingresando a clínicas de rehabilitación, realizando terapias y practicando yoga.

Dudas sobre los negocios de Hunter

La vida laboral de Hunter también ha sido cuestionada por sus presuntos conflictos de interés. Primero como vicepresidente senior del banco MBNA Corporation, conocido como uno de los principales financista de la campaña de su padre y posteriormente, por su cargo en la compañía de gas natural ucraniana que coincidió con el período en que su padre era el número dos de la administración de Barack Obama (2009-2017).

El hijo menor de Biden no era la persona que el patriarca de la familia buscaba que siguiera su camino político, sino que el fallecido Beau, de quien Joe esperaba que ocupara algún día el Salón Oval.

“Estaba seguro que Beau podría ser candidato a la Presidencia algún día y, con la ayuda de su hermano, podría ganar”, escribió el exsenador por Delaware en su libro Promise me, dad: a year of hope, hardship, and purpose (2017).

De acuerdo al futuro candidato presidencial demócrata su hijo mayor “tenía todo lo mejor de mí, pero sin mis errores y defectos”.

/psg