La guerra comercial entre China y EE.UU. irrumpió este viernes en la Asamblea de Naciones Unidas con un duro discurso del ministro chino de Exteriores, Wang Yi, que advirtió de que la imposición de aranceles y las controversias comerciales “podrían llevar al mundo, incluso, a la recesión”.

Wang dijo ante los delegados de casi 200 naciones algo que se lleva repitiendo desde el estallido de este conflicto, el año pasado, aunque el representante chino quiso dejar claro que toda la culpa es, a su juicio, de Estados Unidos.

/gap