En julio, cinco días después de que la comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados aprobara la reforma previsional con votos PS y DC, la Coordinadora Nacional No + AFP -encabezada por Luis Mesina- y la Fundación Casa Común -presidida por el abogado Fernando Atria- iniciaron la presentación de recursos de protección en las Cortes de Apelaciones de once regiones con el objetivo de exigir el retiro de los fondos de pensión.

Luis Mesina y Fernando Atria son reconocidos activistas políticos y de hecho así aparecen consignados ambos en wukipedia.

Atria está afiliado desde 2010 al Partido Socialista de Chile (PS), integrando la corriente Izquierda Socialista.​ En septiembre de 2016, anunció su precandidatura a la elección presidencial de 2017 por el PS.5​ Posteriormente, en noviembre del mismo año, fue oficialmente proclamado como precandidato a la «consulta ciudadana» que elegiría al representante del partido en las primarias de la Nueva Mayoría, elección interna donde tendría como contendor a José Miguel Insulza.​ Sin embargo, tras la decisión del Comité Central del PS que suspendió dicho mecanismo, anunció el retiro de su candidatura el 1 de abril de 2017.

Mesina fue militante del Partido Socialista de Chile hasta el año 1994, cuando el apoyo que prestaron al candidato Eduardo Frei Ruiz-Tagle “lo decepcionó”. A inicios de la década del 2000 participó de la formación del movimiento Fuerza Social y Democrática, que habría tenido los mismos lineamientos que tiene la actual Coordinadora No+AFP. Fue vicepresidente de la CUT entre 2000 y 2001, cuando Arturo Martínez presidia la agrupación. La dejó al poco tiempo, con una visión crítica de la mesa directiva.

Hace dos meses lanzaron la campaña Decido yo que el mismo Atria se encargó de explicar a través de Twitter el 23 de julio. “Dicen que los trabajadores son dueños de sus fondos previsionales. Pero ser dueño de algo es poder decidir cómo se usa (…) La ‘propiedad’ de los trabajadores es una propiedad con letra chica”, expresó el socialista.

Palabras a las que -por esos días- se sumó Mesina: “La presentación tiene un solo objetivo que es develar la mentira que se ha instalado durante 40 años, esa mentira de que somos propietarios de nuestros ahorros previsionales cuando lo que ocurre en la realidad es que estos ahorros están disponibles solamente para los grandes empresarios de nuestro país”.

La campaña incluso tiene página web en donde se podían inscribir quienes querían ir a la justicia para «reclamar sus fondos de pensiones». Al pinchar en esa opción se lee: ¡Gracias! Somos 1.800 la primera tanda de interesados en la presentación de los recursos de protección! Trabajaremos con este primer grupo, por lo que, por el momento, no estamos recibiendo más solicitudes. De todas formas, puedes ser parte de la campaña inscribiéndote como voluntario».

Pero no fue hasta la semana pasada que la arremetida del constitucionalista tuvo su primer triunfo. La Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió los argumentos del recurso de protección presentado por la profesora jubilada María Angélica Ojeda y  solicitó al Tribunal Constitucional pronunciarse sobre la inconstitucionalidad del Decreto Ley 3.500 (que crea las AFP) especialmente sus artículos 23, 34 y 51, que estarían «en contravención a la Constitución Política de la República en cuanto a los atributos inalienables del derecho de propiedad, como asimismo del derecho a la seguridad social».

Con la ofensiva ya encaminada, Atria y Mesina volvieron a posicionar el tema de pensiones como uno de los principales de la agenda. En los últimos días han sido recurrentes sus apariciones en los medios de comunicación

Ayer, por ejemplo, el vocero nacional de No+AFP reconoció parte de la estrategia en el matinal de canal 13. «El hecho de que recurrimos para que un tribunal se pronuncie sobre si este sistema está quebrado socialmente. El Tribunal Constitucional se va a referir a la demanda que hacemos en términos del derecho (…). Si el TC termina validando lo que es la propiedad para un sector minoritario del país, bueno la explosión social va a ser inevitable».

Incluso señaló: «El objetivo nuestro no es que queramos que la gente al final de su vida laboral terminen retirando su dinero para su uso individual, lo que queremos es restituir la seguridad social».

Por su parte, Atria estuvo en el matinal de TVN y antenoche también en canal 13. Allí se refirió a la definición que puede dar el TC sobre la propiedad que tienen las personas sobre sus fondos, y que es el tema que, señaló, se debe discutir: «Si se trata de propiedad de verdad, entonces que se reconozcan las consecuencias de ser dueño de algo, o que nos digan los tribunales que en realidad no se trata de propiedad, sino que es una propaganda político-ideológica para legitimar un sistema que no es de pensiones, más bien de ahorro forzado, y que cumple una finalidad: poder culpar al trabajador de su baja pensión».

/gap