Antes que todo, quiero agradecer al alcalde Raúl Schifferli Díaz y al Honorable Concejo Municipal de Lautaro por la distinción otorgada.

Hoy me ha correspondido a mí el honor, así como a muchos antes que, al infrascrito, ser distinguido en una fecha tan especial como lo es la celebración de nuestras Fiestas Patrias.

En el caso de los que procedemos de pueblos y ciudades, crecemos con muchas desventajas en relación a las oportunidades y opciones de la población de las grandes ciudades y, principalmente de la capital de nuestro país, no obstante, estas líneas, el que pueda escribirlas y publicarlas, es la demostración cierta de que todo es posible si se lo proponen, que en el universo no exclusivamente brillan las estrellas.

  • La clave está en la familia y en aprender en ella, a desarrollar la capacidad de tolerar todas las frustraciones que están esperando a la vuelta de la esquina para impedir nuestros logros, para truncar nuestros sueños, para dejarnos llorando a la orilla del camino, sin embargo, también está la opción de levantarnos siempre, tal como lo dice el proverbio chino: “Por lo que el hombre cae, por eso se levanta”.

Mientras se desarrollaba tan magno acto, por un instante, por mi mente desfilaron cual calidoscopio demente, miles de imágenes de mi infancia, a partir de nuestra llegada a Lautaro.

Lautarino de nacimiento , -a pesar que mis padres no vivían en esta ciudad-, por ser mi abuelo materno médico, el Dr., Juan Sepúlveda Muñoz, mi madre viajó para ser atendida por él al momento del parto y, por ende, el nacimiento, no solo del infrascrito, si no también en el de mis dos queridas hermanas, Silvia Patricia y María Cristina, quienes desde siempre han sido un gran soporte en todos los aspectos.

Arribamos finalmente a Lautaro, en el año 1960, el mismo mes del terremoto que asoló Chile en mayo de ese año, para no movernos más, hasta mi ingreso a la Universidad.

Para ser congruente con lo que he predicado durante tantos años, respecto a enfocar los hechos en forma diacrónica -con historia- , o sincrónica, -sin historia-, esta distinción, tiene una historia, y lo más importante, tiene sus personajes, los cuales, no solamente son los que me permitieron llegar tan alto, sino más bien, es que sin ellos no habría sido posible, razón por la cual,  quiero presentárselos y rendirles un reconocimiento:

MI MADRE

Cuando ella se dio cuenta, de que, a pesar de mis trastornos de aprendizaje, -dislexia- era un niño con inquietudes diferentes y una capacidad intelectual por sobre la media,  que precozmente tenía ansias de saber de todo compró un cuaderno tipo fiscal y sagradamente todos los días íbamos a casa de mi abuelo a buscar la página del diario Austral de Temuco donde estaban los siguientes segmentos:

  • Aunque usted no lo crea;
  • Digno de Ripley;
  • El averiguador Universal, que era el más atrayente para mí.

Los recortábamos y pegábamos en dicho cuaderno, que leía y releía frecuentemente, conjugando en este acto, lo que sería toda mi vida, un ser humano deseoso de aprender y aprehender. Gracias madre por ayudarme a encauzar mis inquietudes.

  • Siempre me sentí admirado y respetado por mi madre, lo cual ejerció un efecto extraordinario sobre mi devenir.

MI ABUELO MATERNO Q.E.P.D.

  • Médico;
  • Masón;
  • presidente del Partido Radical;
  • presidente del Rotary Club;
  • Intendente de Cautín, hoy novena región;
  • Superintendente de Bomberos;
  • Médico director del Hospital de Lautaro en distintos períodos;
  • Gobernador del distrito 478 del Rotary Club;
  • columnista del Diario Austral;
  • músico y compositor.

Debido a su gran inteligencia y rendimiento académico en la Universidad de Chile, donde se tituló de médico cirujano, le ofrecieron quedarse en Santiago trabajando como tal, sin embargo, me refería que su respuesta fue:

  • “Que no, porque el quería hacer patria, que iba a ser pionero en tanto y en cuanto a realizar cirugías y atender los partos en su tierra”.
  • Su legado fue importante para mi, era un referente que admiraba y quería ser como él.
  • Su discurso: “Tú, eres yo aumentado y corregido”, era muy motivador y al mismo tiempo me incitaba a hacerme responsable de responder a tales expectativas.

MI PADRE Q.E.P.D

El gran artífice de mi personalidad, por su amor expresado, sus palabras, dichos, reflexiones y enseñanzas permanentes, verbigracia, en mi niñez, me decía:

  • “Cuando el hombre primitivo tenía algún problema o era asolado por alguna calamidad de la naturaleza, el grupo instintivamente dirigía la mirada hacia uno de ellos, como diciéndole, ¿qué hacemos?; ¡ayúdanos! reconociéndole su condición de líder”. Y luego me decía: “yo estoy haciendo de ti un líder”.-
  • “Los Sforzini somos gente superior”, y como lo he relatado infinidad de veces, en serio y en broma, me lo creí.
  • “Primero, hay aprender a obedecer para saber mandar”.
  • “Estos pueblos no prosperan porque la mayoría de la gente solo quiere acumular, no tienen visión de futuro.
  • “Las ovejas siempre siguen a la oveja mayor, y si esta cae por un desfiladero, las demás la siguen sin pensar, creen que ese es el camino. El chileno tiene mentalidad de rebaño, tu nunca seas así, debes tener tu propia identidad”.
  • Me inculcó y desarrolló el gusto y el saber disfrutar de la música clásica.
  • En lo ético, como buen soldado, me enseñó a valorar en toda su extensión, la lealtad como valor supremo, de la cual pueden dar fe, todos aquellos que me conocen o están en el ámbito de los afectos o necesitados.
  • Por otra parte, pese a todos sus defectos como todo ser humano, cuando niño me sentí profundamente amado por él, y al momento de escribir estas líneas, lágrimas recorren la geografía de mis mejillas.
  • Mi padre, fue primero oficial de ejército, de lo cual se sintió siempre orgulloso, donde logró distinción otorgada por el presidente de la República en el año 1947;
  • Luego, pasó a ser oficial de Investigaciones dónde dada su gran capacidad e inteligencia, detentó, desde muy joven, el cargo de jefe de la unidad tanto en Collipulli, -dónde además ejerció como gobernador subrogante- como en Lautaro;
  • Formó y dirigió grupos de teatro aportando a la cultura de ambos pueblos;
  • Músico , compositor y poeta.
  • En fin, un hombre muy inteligente, dotado de una memoria privilegiada.

MI FAMILIA

  • De niño escuchaba que un tío, Alberto Rodríguez Rosales, tenía un monolito en Tocopilla por su extraordinaria labor profesional y humana como médico y director del Hospital de Tocopilla;
  • Que otro tío, Mario Rodríguez Rosales, médico, había sido condecorado por el gobierno peruano al acudir a ayudar en la catástrofe de 1970 debido al gran terremoto que azotó a nuestros hermanos peruanos;
  • Que, además, había sido uno de los médicos fundadores de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte;
  • Que estábamos emparentados, por mi ascendiente materno, del gran guerrillero de Chile, Manuel Rodríguez
  • Que nuestro bisabuelo materno, por parte de mi padre fue héroe de la guerra del Pacífico, don Remigio Luna
  • Que Salustio Montalva, primo hermano del entonces presidente de Chile, Eduardo Frei Montalva, era parte de nuestra familia. Para un niño, eso es algo grandioso
  • Que mis bisabuelos, por parte de mi padre, habían llegado a la zona de Talcahuano -Arauco, y que están en la historia de la zona como inmigrantes italianos que llegaron a levantar sus negocios y fortuna a Chile

“El mismo Boggiano formó una compañía de comercio con su compatriota Luis Sforzini, quien también figura en las nóminas de armadores y capitanes de barcos antes aludidas. De modo que a la nacionalidad común se unía la similitud del oficio originario. Estos lazos se vieron reforzados al desposar Sforzini a una hija de su socio, Juanita Boggiano”. Gestiones empresariales de tempranos inmigrantes italianos radicados en Concepción, pag., 216. TIEMPO Y ESPACIO /7-8/ 1997-8 Depto. Historia, Geografía y Cs. Sociales Universidad del Bío-Bío Chillan – Chile Leonardo Mazzei de Grazia

  • Vicente Pérez Rosales, por mi ascendiente materno era parte de nuestra familia.
  • Que tenía un  tío, Gabriel Ormeño Melet, oriundo de Victoria, quien era General de Carabineros, con tan brillante carrera ,que llegó a ser sub-Director General y por ende Director General subrogante cuando la ocasión lo ameritaba.

Todas estas historias familiares me hicieron sentir que tenía que responder a ellas, manteniendo tradición de logros, desafíos, ser pionero en algún campo, servir a mi sociedad y país y aquí estoy incentivándoles a iniciar su propio camino, a buscar lo mejor de ustedes mismos, ya que, el premio obtenido, es uno que tiene un brazo muy largo, no es mío, yo solo lo he recibido.

OTROS ACTORES FUNDAMENTALES

Debo aquí señalar a cuatro importantísimos actores y ellos son:

  • Héctor Meirone, mi profesor de Física;
  • Norton Flores, mi profesor de Química;
  • Gustavo Ortiz, mi profesor de Matemáticas;
  • Gerardo Ayala Pizarro
  • Luis “Zorro” Alamos

Ellos incentivaron y fortalecieron mis inquietudes por el saber, por ser mejor, por sacar siempre lo mejor de mí. Quizás los decepcioné, ya que esperaban de mi un Ingeniero y/o un físico nuclear. Mis promedios con ellos, fueron básicamente un 7 final, durante los 4 años de la enseñanza media.

Tuve el honor de haber sido, según su discurso en clase, me refiero al señor Meirone, el primer alumno en sus 30 años de profesor a quién distinguió con un siete final.

  • Esto me lleva a confirmar, que es increíble lo que un buen maestro puede hacer con uno, y por uno, en las etapas del desarrollo en que estamos en la búsqueda de los caminos por recorrer.
  • En el caso de don Norton Flores, a veces nos encontrábamos en la noche, en la calle de mi querido Lautaro, y nuestras tertulias sobre la materia, el átomo y la vida, dejaban un deseo de querer ahondar en los inescrutables senderos de la existencia.
  • Don Gustavo Ortiz, nuestro profesor de matemáticas, siempre me distinguió como su mejor alumno, y su alta exigencia para los mejores, me ayudó a entender lo que tantas veces he traducido en artículos y columnas, “la responsabilidad ligada al éxito”.
  • En el caso de Gerardo Ayala Pizarro, mi mejor amigo en la etapa adulta de mi existencia, estuvo siempre presente en los últimos cuarenta y seis años, juntos hemos logrado y generado cosas buenas para nuestra sociedad y la familia chilena en distintos medios de comunicación tales como:
  • Radios Portales; Gigante; Universidad de Chile; Colo Colo en el Aire y Radio Santiago;
  • En los canales de televisión tales como: Canal 13; Canal 11 y Megavisión;
  • En las Universidades SEK y de las Américas, logrando el apoyo de esta última para que un semestre de la carrera de Relaciones Públicas versara en un trabajo de investigación dirigido por ambos que pronto será publicado como libro.
  • El “Zorro” Álamos: Si bien mi ingreso al Fútbol profesional, se debe a Luis Santibáñez, mi verdadero mentor, el más grande, del que tuve el honor de que me solicitara integrar su cuerpo técnico, y con quién pude realizar de la manera más extraordinaria mi labor, fue con quién para el infrascrito ha sido el entrenador más inteligente del fútbol chileno. No en vano, los dos equipos mas grandes de la historia, el Ballet Azul y Colo Colo 73, fueron dirigidos por él. Mostró el camino, eso es lo más difícil, cosechar siempre será un esfuerzo menor.

MENCIÓN ESPECIAL

Para los siguientes personajes,  grandes en todos los sentidos:

  • Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, “Don Francisco” quién me abrió las puertas de su programa “Sábados Gigantes”, en el año 1973, y que, como les sucedió a muchos en este país, fue la puerta que abrió el paso a cosas importantes.

Mientras trabajaba en Colombia, fui corresponsal de prensa de su radio Gigante y posteriormente, en mi regreso a Chile en los comienzos de los 90 , comentarista de Radio Gigante en la mañana con Julio Videla y con mi propio programa de la “Escuela para Padres” en la noche de 22 a 24 horas.

  • Patricio Varela y su programa “Saludando la Noche”, dónde estuve como comentarista del entonces programa más escuchado de la radiotelefonía chilena desde el año 1973 a 1980, otro grande muy importante en mi trayectoria.
  • Vicente Pérez Zurita, Periodista director de radio Portales y revista Ercilla
  • Hernani Banda, Periodista director de las radios Minería y Portales
  • Sergio Brotfeld, Periodista y gerente general del Comité Olímpico de Chile

Todos por haber generado un espacio importante para que desarrollara mis potencialidades y entregará a nuestra sociedad lo mejor de mí.

En estos instantes,  al hacer esta introspección de los hitos que fueron determinantes en mi vida, viene a mi memoria el verdadero sentido de la salutación que existe en el judo.

Cuando están frente a frente a instantes de comenzar la lucha, llevan a cabo una salutación, que es un saludo con una gran significación y que expresa:

  • “mediante la lucha contigo, tu harás que yo de lo mejor de mi, por eso, yo te agradezco profundamente y mereces todo mi respeto”

¿Resultados desde mi infancia?

INTRODUCCION –

Como han podido deducir, todo lo anterior me ayudó a caminar por los senderos del logro, del desafío, a no claudicar jamás ante la adversidad, incluyendo el tema de la dislexia, que resultó a temprana edad, un desafío mas que un problema y ciertamente, horas y horas de caligrafía, ya que, en ese entonces, no había tratamiento.

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún hándicap físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.

Pero vamos a los hechos, a hacer presente como la suma de sucesos, influencias e interacciones, destacando sobremanera, por sobre todos, la de mi padre y madre acumuló los hechos que han cerrado un capítulo tan importante, en el que, el alcalde Raúl Schifferli y el Honorable Concejo Municipal, decidieron honrarme:

  • Ingresé a la Universidad con el primer puntaje en mi carrera de Ingeniería
  • A mis dieciocho años, dicté una clase a los terceros años del área de ciencias biológicas en la Universidad de Chile, sede Temuco, invitado por el profesor Juan Guillermo Baldeig Zunzunegui , -ex Rector U. Católica de Temuco-, sobre “Neurofisiología del sueño y de la hipnosis, de quién estaré siempre muy agradecido por sus elogiosas palabras.
  • Ese mismo año, 1973, soy contratado por Extensión y Comunicaciones de la Universidad Católica de Temuco, a través de Fernando Chuecas, -ex intendente de Temuco-, para dictar una clase a toda la comunidad Universitaria en la sede de avenida Alemania
  • Año 1973, ya había empezado a trabajar en Sábados Gigantes.
  • Presidente de curso casi toda mi vida estudiantil;
  • Capitán de casi todos los equipos de básquetbol en los que jugué;
  • Presidente del partido político que alguna vez integré;
  • Presidente del Gobierno Estudiantil;

Pionero de campañas en los años 1989 -1990:

  • La relevancia en el niño de la Lactancia Materna y Educación Sexual en los medios de comunicación, tales como Radio Portales cuando era “La primera de Chile” junto a dos grandes de las comunicaciones, Julio Videla y Ricardo Calderón y posteriormente en radio Gigante y en “Canal Once al Despertar”, el primer matinal de la TV de nuestro país.
  • Con nuestra empresa Feed-Back dirigí, junto a los periodistas Gerardo Ayala y Mariela Espejo, la campaña presidencial de Francisco Javier Errázuriz, logrando una votación para todos inesperada, de un millón de votos.
  • Pionero de la Escuela para Padres de la Corporación Arrau en televisión, del cual fui creador y director, en el programa “Canal Once el Despertar”, primer matinal de la TV chilena con programas de educación sexual inexistentes en el medio nacional en ese entonces.
  • Pionero en Chile en la aplicación de la hipnosis en el deporte en el gran equipo de Unión Española, con la propuesta concreta de cambiar la mentalidad del deportista chileno, quién siempre fracasaba en instancias de alta responsabilidad. – 1976 en adelante-. Los frutos se han visto reflejados paulatinamente en el tiempo, dónde muchos se sumaron a la cruzada. 
  • Pionero en Colombia, en la aplicación de la hipnosis en el deporte, en el Deportivo Cali, con jugadores de la talla de Carlos “Pibe” Valderrama; Bernardo Redin; Carlos Mario Hoyos; Jorge Rayo; Jorge “Mortero” Aravena; el paraguayo Alfredo “Coca” Mendoza, un tremendo jugador y ser humano; y tantos otros.
  • Pionero de la hipnosis aplicada a los rendimientos académicos;
  • Columnista de revistas especializadas en deportes, tales como Foto Sport; Deporte Total; y en Diarios de todo el país.
  • Director creativo de la campaña comunicacional para evitar accidentes fatales, Antofagasta Minerales, focalizada en cambios conductuales, 2015.

Liderar jugadores, deportistas y equipos en la consecución de metas ya sea ser campeones, récords o medallas de oro, tales como:

  • Martin Vargas en su disputa al título mundial en Mérida, México
  • Récord de goles en un partido con Luka Tudor
  • Botín de Oro con Jorge “Mortero” Aravena en mi paso por el fútbol colombiano

Como esto es una columna y no un Currículo Vitae , dejó hasta aquí las referencias a los logros que determinaron la distinción otorgada, señalada únicamente para demostrar como la influencia de la familia, y principalmente la de los padres, más la interacción que significantes personas, puede llegar a potenciar -o llevar al fracaso- las capacidades que hemos heredado genéticamente. Parafraseando a Ortega y Gasset, “Yo soy yo y mis circunstancias”, espero y deseo que la de cada uno de ustedes sea tan buena como la que me ha tocado vivir y no olviden que:

  • Hay muchas montañas por coronar, y espero que entiendan que debemos luchar para llegar a ellas.

COROLARIO

Ver los ojos llorosos de felicidad y orgullo en mi madre el 17 de septiembre de 2019, es algo que les agradezco haberme ayudado a conseguir. Reconocimientos a todos los que durante mi quehacer y devenir permitieron ser quién soy.

Por Víctor Sforzini