El delantero camerunés, Moustapha Ngae Á Bissen, la rompió con un curioso festejo en el fútbol argentino.

El ariete del Sacachispas FC, club de la Primera B Metropolitana, debutó en las redes y le dio el triunfo ante Flandria, por lo que su celebración debía ser algo memorable.

El africano de 21 años se sacó la camiseta y se colocó una toalla en sus hombros y el típico gorro de un popular personaje de las redes sociales: el ‘Negro de WhatsApp’.

La fotografía del jugador nacido en la ciudad de Yaundé no tardó en viralizarse y generó muchos comentarios positivos.

Hace años vengo buscando la oportunidad de hacer esto y darle la alegría al club. Nos costó, porque nosotros veníamos perdiendo, sabíamos que este partido teníamos que ganarlo si o si. Había que meterle con todo y salir para adelante y eso hicimos gracias a Dios”, señaló tras el partido con Mundo Ascenso.

/gap