El ex canciller y líder del Partido Popular (ÖVP), Sebastian Kurz, habla con la prensa tras votar en las elecciones de este domingo (Reuters)
El ex canciller y líder del Partido Popular (ÖVP), Sebastian Kurz, habla con la prensa tras votar en las elecciones de este domingo (Reuters)

El Partido Popular de Austria (ÖVP) del excanciller Sebastian Kurz se imponía en las elecciones parlamentarias de este domingo con margen suficiente como para liderar las negociaciones para formar una coalición que le permita volver al poder, según los resultados preliminares.

El ÖVP, una fuerza conservadora de centro, habría obtenido un 38,35%, unos 6,88 puntos porcentuales más que en las elecciones de hace dos años, tras las que cerró una coalición con el ultraderechista FPÖ, que por su parte había sufrido una dura caída este domingo del 8,72% hasta ubicarse en el 16,6% de los votos, informó la agencia austríaca APA.

Por otro lado el Partido Socialdemócrata de Austria (SPÖ) obtenía el segundo lugar con el 21,54%, una caída del 5,32% en comparación con el 2017. Mientras que el partido ecologista de Los Verdes (Grüne) era la gran sorpresa con un crecimiento del 8,55% hasta llegar al 12,35% de los votos, y también crecía NEOS, una fuerza liberal de centro, que obtenía el 7,36% (2,06% más que en las últimas elecciones), de acuerdo al periódico Krone Zeitung.

Simpatizantes de Kurz y del ÖVP (REUTERS/Leonhard Foeger)

Simpatizantes de Kurz y del ÖVP (REUTERS/Leonhard Foeger)

Con estos resultados el ÖVP recibía un fuerte espaldarazo, al igual que que Kurz, su líder de 33 años quien se había convertido en 2017 en el canciller más joven en la historia de Austria (y el jefe de gobierno de menor edad en todo el mundo) tras forjar la polémica coalición entre el ÖVP y el FPÖ, cuyos líderes están vinculados a la extrema derecha.

Pero Kurz fue destituido por el parlamento en mayo como consecuencia del llamado “escándalo Ibiza”, luego de que trascendiera un video con cámara oculta en el que el líder del aliado FPÖ y entonces vicencanciller, Heinz-Christian Strache, solicitaba apoyo a una millonaria rusa (que no era tal) presuntamente vinculada con el gobierno de Rusia durante unas vacaciones en la isla española.

Fue el mismo Kurz, al comienzo del escándalo, quien llamó a estas elecciones anticipadas con el objetivo de someter su gobierno al voto popular en medio del “escándalo”. /gap