El ministro del Interior, Andrés Chadwick, presentó este lunes una querella criminal contra quienes resulten responsables de los ataques realizados a periodistas, camarógrafos y civiles durante la manifestación por el medioambiente organizada en Santiago por el movimiento Fridays for Future el pasado viernes.

Tras ingresar la acción judicial acompañado de la ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez, el jefe de gabinete aseguró que desde el Gobierno “haremos todo nuestro aporte y prestaremos toda la colaboración y apoyo a las policías que la fiscalía requiera para poder encontrar a los responsables”.

A su juicio, la idea del Ejecutivo con la querella es “dar una una señal muy potente de que no vamos a aceptar y que condenamos categóricamente como Gobierno este tipo de violentismo y más aún cuando se hace con el objetivo -porque ese fue el objetivo- perturbar el trabajo de la prensa”.

Consultado sobre si ya hay avances en la investigación del caso, Chadwick indicó que “eso lo sabe fundamentalmente el señor fiscal que lleva la causa y esperamos que como hay medios tecnológicos de televigilancia y cámaras de vigilancia, ellos puedan contribuir a generar un avance”.

Asimismo, el secretario de Estado también se refirió a la necesidad de que en el Congreso se apruebe la ley que aumenta las penas a los encapuchados, luego de que en la movilización del viernes nuevamente se registraran hechos violentos protagonizados por personas que esconden su identidad.

Al respecto, indicó que “ustedes bien saben, las personas que concurren encapuchados a una marcha no solo la policía tiene la posibilidad de hacer los controles preventivos de identidad en forma previa, sino que nosotros hemos enviado un proyecto de ley que está tramitándose en el Congreso para efecto de causar un agravamiento de la pena”.

“Porque no podemos permitir que personas que se encapuchen, se escondan, porque quien se encapucha y se esconde no lo hace para hacer algo bueno o para hacer una actividad normal. Lo hace para delinquir y precisamente para que su delito pueda no ser después fiscalizado ni percibido por la justicia”, añadió.

En ese contexto, el titular de Interior manifestó que “por lo tanto, esperamos que ya pronto podamos tener una ley que permita que las personas que actúan en forma encapuchada y cubriendo su rostro puedan tener un agravamiento en la pena, porque es una manera muy cobarde de actuar”.

/psg