El abogado constitucionalista Patricio Zapata (DC) analizó la acusación constitucional contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos, –que se votará mañana en la Cámara de Diputados– y sostuvo que aunque en el documento se acreditan “errores” de parte de la autoridad, éstos “no son de la gravedad” que requiere un instrumento de ese tipo.

“Tal como está, la acusación acredita efectivamente errores varios de la ministra, pero desde el punto de vista de la proporción, que es la clave, destituirla e inhabilitarla es una desproporción. Las faltas que se identifican no son de la gravedad que requiere este instrumento”, afirmó Zapata, en radio Cooperativa.

El abogado sostuvo que “si yo fuera diputado, votaría en contra”. Respecto de la libertad de acción que dio la Democracia Cristiana a sus parlamentarios en el tema, dijo que “yo no voy a juzgar ni como infantil, ni como entregado, ni como amarillo, ni como vendido ni, como traidor a los diputados de la DC que mañana van a ejercer su libertad. Y espero que no tengamos ese lenguaje mañana”.

En opinión del experto, a la ministra “se la debió haber interpelado, se la debió haber invitado al Congreso a que explicara por qué está atrasada la ejecución del presupuesto, por qué ella dijo lo que dijo de que no habían entrevistas (en el SAE)”.

“Yo creo que la interpelación era el camino inicial y, si después de terminado el proceso identificas que se produce un colapso en la admisión en la Región Metropolitana y que hay una culpabilidad de la ministra, ahí puedes acusarla”, señaló.

/psg