Un nuevo ataque incendiario se registró la mañana de este lunes en la provincia de Arauco, región del Bío Bío.

El hecho se registró a las 08:10 horas, en una planta de áridos del sector Trongol Bajo de Curanilahue, en el límite con Los Álamos.

Allí, según declararon testigos, un grupo de seis encapuchados amenazó a los trabajadores con armas de fuego, para luego quemar tres camiones, una retroexcavadora y un cargador frontal.

A ello, se sumó el robo de una camioneta Toyota, de color rojo.

Los desconocidos huyeron rápidamente del lugar, tras dejar dos panfletos en los que exigen la libertad de ‘presos políticos mapuche’.

El alcalde Curanilahue, Luis Gengnagel, detalló que los trabajadores le relataron cómo fueron amedrentados por los encapuchados, que estaban escondidos en las matas, cuando iban a iniciar sus faenas.

Por su parte, el intendente del Bío Bío, Sergio Giacaman, anunció que presentará una querella por el hecho.

En los planes del Gobierno está comenzar a usar drones de vigilancia para así sumar elementos de prueba en estos casos.

Según se informó la semana pasada, no ha habido detenidos por 70 causas sobre violencia rural en la provincia de Arauco iniciadas este año.

Tan sólo el viernes pasado dos carabineros resultaron heridos tras ser alcanzados por perdigones en un enfrentamiento en el puente Lanalhue, entre Cañete y Tirúa.

Cedida

Cedida

/psg