El presidente Sebastián Piñera inauguró este lunes el nuevo Complejo Fronterizo Los Libertadores, con el que se pretende reducir los tiempos de espera a un máximo de media hora para cruzar hacia Argentina.

Son más de 35 mil metros cuadrados construidos con los que cuenta el nuevo recinto, que pretende triplicar la atención de personas que cruzan la frontera.

Piñera llegó hasta el límite con Argentina acompañado del Ministro del Interior, Andrés Chadwick, y el subsecretario Rodrigo Ubilla para inaugurar el complejo.

El mandatario realizó un recorrido por las instalaciones, tras lo cual comenzó el acto oficial en el sector de la revisión de los automóviles.

“Lo que estamos inaugurando hoy día es una infraestructura que esperamos sirva por muchas décadas (…) Va a permitir grandes beneficios, en primer lugar reducir los tiempos de espera“, aseveró Piñera.

El mandatario detalló que a veces los tiempos de espera “llegaban a casi tres horas”, y que con esto se reducen “a un máximo de media hora”.

El presidente destacó que con esto también mejorarán las condiciones de habitabilidad para los funcionarios.

Hasta el lugar también llegó el exembajador de Chile en Argentina, Sergio Urrejola, cuya renuncia fue ratificada ayer. Urrejola no quiso profundizar en los motivos de su renuncia y dijo que estaban en su carta.

Piñera agradeció a Urrejola en su alocución, “por su dedicación, por su compromiso, por su entrega”, y confirmó que esperarán a las próximas elecciones en Argentina para nombrar oficialmente un embajador en ese país.

Cristóbal Escobar | Agencia UNO

Nueva infraestructura

El paso Los Libertadores es el más importante económicamente para el país, según aseguró el presidente Piñera. El 37% de carga que entra o sale de Chile lo hace por Los Libertadores, y el año pasado 2 millones 400 mil personas cruzaron por el paso.

El proyecto, que fue licitado en 2012, tiene una inversión de más de 50 mil millones de pesos y su principal objetivo es mejorar los procesos y trámites que se realizan en los diferentes servicios públicos apostados en la frontera.

La nueva estructura está emplazada a aproximadamente 300 metros de distancia de la antigua.

Entre las principales obras consideradas en el proyecto está la construcción del Edificio de Control e Inspección para automóviles particulares, buses y vehículos de carga; un edificio de alojamiento para funcionarios y una Subcomisaría de Carabineros.

/psg