China exhibió este martes, con motivo de los 70 años de la creación de la República Popular comunista, sus armas más modernas, incluyendo misiles, drones y bombarderos, con las que espera compensar en parte su retraso tecnológico ante Estados Unidos y aspirar a un rol de superpotencia global.

El desfile militar de este 1 de octubre ilustró la modernización del ejército, buscada por el presidente Xi Jinping, que quiere que alcance un nivel de “clase mundial” antes de 2049, cuando se cumpla el centenario de la República popular.

China exhibió este martes, con motivo de los 70 años de la creación de la República Popular comunista, sus armas más modernas, incluyendo misiles, drones y bombarderos, con las que espera compensar en parte su retraso tecnológico ante Estados Unidos y aspirar a un rol de superpotencia global.

Un drone convencional CAIG Wing Loong desfilando por la plaza Tiananmen (REUTERS/Thomas Peter)
Un drone convencional CAIG Wing Loong desfilando por la plaza Tiananmen

El desfile militar de este 1 de octubre ilustró la modernización del ejército, buscada por el presidente Xi Jinping, que quiere que alcance un nivel de “clase mundial” antes de 2049, cuando se cumpla el centenario de la República popular.

“Las nuevas armas nucleares presentadas reflejan considerables progresos” declaró a la AFP Adam Ni, especialista del ejército chino en la universidad Macquarie de Sydney. “Son cada vez más móviles, resistentes, fiables, precisas y de alta tecnología”, subraya Ni, y agrega que “la disuasión nuclear de China gana credibilidad ante Estados Unidos”.

Los dos países están enfrentados en el mar de China meridional, donde luchan por imponer su influencia, y libran desde 2018 una guerra comercial, con tarifas recíprocas, de consecuencias imprevisibles y alcance global.

En este contexto, Beijing ha presentado lo mejor de sus misiles balísticos intercontinentales: el inmenso DF-41 (“Viento del Este-41”).

De gran alcance (14.000 km), podría llegar a territorio estadounidense, y puede ser cargado con varias cabezas nucleares (de tres a 10 según los expertos).

La gran ventaja del DF-41 es que, pese a sus 20 metros de largo, es móvil y puede ser ocultado en cualquier lugar del país, a diferencia de la precedente generación de misiles balísticos nucleares, que debían ser lanzados desde silos fijos.

Un drone submarino, parte del arsenal presentado durante el desfile (REUTERS/Jason Lee)
Un drone submarino, parte del arsenal presentado durante el desfile

“Ola gigante”

China presentó asimismo este martes una nueva versión de su ya longevo bombardero estratégico, el H6-N, que sería capaz de transportar armas atómicas a distancias mayores que sus predecesores.

Otro armamento destacado en el desfile fue el misil balístico mar-tierra JL-2 (“ola gigante-2”), cargado en submarino y que podría alcanzar Alaska y el oeste de Estados Unidos.

El Xian H6-H, última versión del longevo bombardero estratégico cuyo diseño proviene de la Guerra Fría, escoltado por cazas Chengdu J-10 (REUTERS/Aly Song)
El Xian H6-H, última versión del longevo bombardero estratégico cuyo diseño proviene de la Guerra Fría, escoltado por cazas Chengdu J-10

“China seguirá manteniendo un pequeño pero eficaz arsenal nuclear. El objetivo es garantizar una disuasión nuclear y una respuesta creíble en caso de ataque de un país tercero” asegura a la AFP Cui Yiliang, analista y redactor de la revista china “Xiandai Jianchuan”, especialista en armamentos.

La otra “estrella” del desfile fue el misil DF-17, que puede, una vez alcanzada la altura necesaria, soltar un “planeador hipersónico”, un arma en forma de nariz de cazabombardero, capaz de volar a 7.000 km/h.

Misiles balísticos nucleares intercontinentales DF-5B (GREG BAKER / AFP)
Misiles balísticos nucleares intercontinentales DF-5B

El servicio de investigación del Congreso estadounidense expresó, a mediados de septiembre en un informe, su preocupación por el hecho de que Estados Unidos sufra una retraso ante China en lo referente a estos planeadores hipersónicos.

Armas de disuasión

Con todas esas nuevas armas, el ejercito chino “reduce la distancia con Estados Unidos y limita las ventajas militares de Washington en Asia” opina Adam Ni. “China puede asimismo disuadir a Estados Unidos de intervenir en Taiwan o en el mar de China meridional”.

El nuevo misil hipersónico DF-17 (Reuters)
El nuevo misil hipersónico DF-17

El ejército chino presentó asimismo dos drones.

El WZ-8 (“Reconocimiento-8”, también conocido como Dr-8) de velocidad supersónica (unos 4.000 kmh), que puede permitir recoger informaciones sobre portaaviones antes de un disparo de misil balístico contra una nave militar.

El drone de reconocimiento Wz-8 (GREG BAKER / AFP)
El drone de reconocimiento Wz-8

Y el GJ-11 (“Ataque-11”), un gran dron furtivo en forma de ala delta, que podría transportar misiles o seguir la pista de navíos extranjeros.

“La industria china de defensa ha hecho progresos incuestionables. Pero aún le queda camino por recorrer para igualar la potencia tecnológica militar de Estados Unidos” afirmó James Char, experto del ejército chino en la Universidad de tecnología de Nanyang, en Singapur.

“Pero también hay que destacar que más allá de la presentación de armas (en un desfile militar), no se sabe realmente lo que esas armas son capaces de hacer en el terreno” militar, matizó.

Misiles nucleares intercontinentales DF-31AG (Reuters)
Misiles nucleares intercontinentales DF-31AG

/psg