Pocos o ningún triunfo. Así de categóricos son algunos líderes de Chile Vamos en torno a los resultados que obtendrá la derecha en la elección de gobernadores regionales, que se realizará por primera vez el próximo 15 y de 16 de mayo.

Si el fin de semana en un estudio publicado en El Mercurio, realizado por Hernán Larraín Matte (Evópoli), Guillermo Ramírez (UDI) y Rodrigo Ubilla (RN), ya se advertía sobre el peligro de no obtener la representación de un tercio de los constituyentes, en el caso de los gobernadores, en el sector dicen que la situación es aún más riesgosa.

“La derecha apelando al viejo truco de mostrarse en riesgo para galvanizar a sus electores y reducir expectativas para después celebrar resultados. Nada dicen de la catástrofe que sufrirán en Gobernadores Regionales. Seguramente porque es inevitable, prefieren invisibilizarla”, escribió en Twitter el domingo pasado el diputado y experto electoral Pepe Auth.

Sus palabras, en ese sentido, dieron cuenta de las bajas expectativas que hay en el oficialismo o más bien de un pesimismo que han preferido no abordar públicamente.

En el sector reconocen que los números no son favorables, pero, asimismo, avizoran que la noche del 16 de mayo el fracaso no será tan duro, pues algunos de los candidatos sí pasarán a segunda vuelta, pero, admiten, perderán probablemente en esos siguientes comicios.

¿Por qué se llegó a este punto? Los análisis son varios al interior del conglomerado. El primero, dicen, es que la “primera división” de candidatos en 2019 para competir en la inédita elección terminaron por quedarse en sus cargos a raíz del estallido social del 18 de octubre de ese año.

Fue público, por ejemplo, el caso de la entonces intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar, quien decidió no renunciar para competir. Justamente el plazo para que una autoridad pudiese presentarse a la elección municipal y de gobernadores vencía el 25 de octubre de ese año, es decir, una semana después del estallido.

“Las expectativas no son muy favorables, hay que decirlo; lamentablemente y dado el 18 de octubre hubo muchas personas que estaban dentro del gobierno y que no se retiraron para competir, por tanto, hubo mucho liderazgo que no dejaron el gobierno en ese momento”, asegura a T13.CL el presidente de Evópoli, Andrés Molina.

“Las encuestas dicen que no nos va a ir bien en la elección de gobernadores”, agrega el diputado UDI Jorge Alessandri.

El segundo motivo, comentan, es que la derecha nunca estuvo muy interesada en estos comicios. Es más, algunos partidos culpan al gobierno y su “constante” interés de buscar cambiar la fecha de la elección de gobernadores.

“Originalmente hubo poco interés de parte de la derecha en esta elección, no hubo tanta capacidad de que buenos candidatos se interesaran en competir”, dice a T13.CL el presidente de la UDI, Javier Macaya.

El líder del PRI, Rodrigo Caramori, añade que “hace mucho tiempo insistimos al gobierno sobre la importancia de que esta elección tuviera más visibilidad, partiendo por mayores atribuciones para los futuros gobernadores. Hubo lentitud porque lamentablemente el regionalismo no es una de las prioridades para nuestro gobierno”.

En tanto, el presidente de RN, Rafael Prohens, marca otro punto: “Esta elección es una tarea difícil. En segunda vuelta, el resultado para nosotros es menos auspicioso, porque vamos solos y, en cambio, la izquierda tiene tres o cuatro candidatos, entonces eso hace pensar que se van a unir y van a apoyar entre todos a un solo candidato. Ahí es donde se nos pone la pista pesada”.

Los optimistas son minoría: “Podemos llegar a la mitad”
Si bien en el sector no han revelado un estudio con el desglose de cada una de las regiones en torno a la elección de gobernadores, afirman que así como los números no son favorables, algunos recalcan que aún hay tiempo para que al menos la mitad de los candidatos pasen a segunda vuelta.

De hecho, entre el pesimismo en el sector, hay voces como la del diputado Macaya, quien afirma que “si en Chile Vamos hacemos bien el trabajo en este mes que queda, podemos llegar a la mitad de los gobernadores de Chile”.

En ese sentido, el líder UDI explica que, “estando en la cancha de lo electoral, y además habiéndose postergado las elecciones, da un espacio para que candidatos que no eran tan conocidos, puedan desplegarse para lograr buenos resultados y superar el umbral del 40% en la primera vuelta”.

El único estudio revelado, hasta ahora, es el del diputado Auth, en el que se señala que Chile Vamos puede elegir entre cero y tres gobernadores regionales y que, por lo mismo, según acuña el experto electoral, esta elección “se convierte en un verdadero Waterloo electoral para el Presidente, su gobierno y su coalición. El 80% de los chilenos, y quizás la totalidad, será gobernado regionalmente por líderes de la oposición al gobierno de Chile Vamos”.

¿Dónde están los candidatos bien aspectados en Chile Vamos? Hay distintas opiniones. El senador Prohens afirma que “en RN tenemos buenos nombres como María José Gatica, en Los Ríos. Ella sacó más del 60% en la primaria”. Y agrega: “Si todos nos alineamos en pos de los candidatos que llevemos -sean UDI, Evópoli, RN, PRI- nosotros debiéramos tener más de un candidato a gobernador electo”.

Por su parte, el jefe de campaña de la candidata de Chile Vamos por la gobernación metropolitana, Luciano Cruz-Coke afirma que “Catalina Parot va a ganar en segunda vuelta”. “Estamos convencidos de eso”, agrega. De hecho, el diputado de Evópoli revela unos resultados de encuestas.

“Algunos han tratado de instalar la idea del pesimismo con la idea de hacer participar a la gente o de no confiarse. Pero los números que tiene mi comando son que Claudio Orrego está bajo los 30 puntos, a muy poca distancia de Cata Parot, y que ha venido descendiendo permanentemente desde que partió la campaña. Hoy Rojo Edwards está bajo el 10%, por tanto, votos perdidos. La definición, probablemente, va a ser entre todos candidatos que van a estar palmo a palmo, al final de la campaña: Orrego y Parot”, dice Cruz-Coke.

Evópoli también tiene un candidato en La Araucanía, zona en la que el partido ha ganado ascendencia en los últimos años. “En La Araucanía competimos con el exsenador (Eugenio) Tuma, no es fácil, pero hay un desgaste de la vieja política, y el competidor, Luciano Rivas, es joven. Él es una persona que le falta conocimiento, entonces vemos como una oportunidad para él este mes (de extensión de la elección)”, señala Molina.

En la UDI, en tanto, también consideran que tienen buenas posibilidades en Ñuble (Jezer Sepúlveda), O’Higgins (Eduardo Cornejo) y Valparaíso (Manuel Millones).

El PRI también tiene dos candidatos, Juan José Arcos, en Magallanes, y Enrique Lee, en Arica y Parinacota. “Ambas son personas destacadas en cada región”, dice Caramori.

Con todo, quedan poco más de dos meses para la segunda vuelta de gobernadores regionales, que quedó planificada para el próximo 13 de junio.

Original de t13.cl

/psg