Los demócratas de la Cámara de Representantes que están llevando a cabo una investigación de destitución del presidente Donald Trump advirtieron que demandarán judicialmente a la Casa Blanca para que entregue los documentos relacionados a los vínculos con Ucrania, si es que no los envía hasta ese día.

Donald Trump, presidente de EEUU (REUTERS/Leah Millis)
Donald Trump, presidente de EEUU

El presidente del Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, Elijah Cummings, señaló en un memorándum a los miembros de la comisión que la acción es necesaria porque la Casa Blanca ha ignorado múltiples peticiones. Dadas las “duras y urgentes advertencias” que el inspector general de la comunidad de inteligencia ha entregado al Congreso, dijo Cummings, el panel no tiene “otra opción que emitir esta citación”. En su argumento, citó el “flagrante desprecio” de sus anteriores solicitudes de información.

La citación está dirigida al jefe interino de personal de la casa Blanca, Mick Mulvaney. La solicitud es por 13 lotes de documentos relacionados a la llamada telefónica de julio que Trump tuvo con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, y asuntos relacionados al vínculo diplomático con dicho país. El panel de Supervisión emitirá la citación en coordinación con las comisiones de inteligencia y Asuntos Exteriores de la Cámara.

El epdido, además, incluye cualquier amenaza de hacer depender la ayuda estadounidense de la cooperación ucraniana o de investigar a Joe Biden, así como todo registro de los intentos de Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, u otras personas de “inducir, obligar, peticionar, solicitar, pedir o insinuar” ayuda de Ucrania.

Elijah Cummings, titular del comité (Reuters/Archivo)
Elijah Cummings, titular del comité

Por su parte, Trump reiteró este miércoles sus críticas a la oposición y volvió a asegurar que su conversación el presidente ucraniano fue “muy buena”. Además, sostuvo que los intentos de la oposición por destituirlo comenzaron desde el día en que ganó la elección, pese a que el liderazgo demócrata resistió durante meses los pedidos de los sectores más movilizados del Partido.

“¡Esto es malo para el país!”, añadió. En la víspera, el mandatario sostuvo que las investigaciones de la oposición constituyen un “golpe de Estado” contra su gobierno, declaración que fue criticada por la oposición y analistas políticos. También, Trump dijo que los demócratas estaban “gastando el tiempo y energía de todos en PORQUERÍAS”. Por ello, instó a elegir mejor en el 2020: “Consigan un mejor candidato, lo necesitarán”.

Por su parte, Adam Schiff, habitual blanco de Trump por ser quien dirige el proceso de investigación en el Comité de Inteligencia, dijo estar preocupado por el rol del secretario de Estado, Mike Pompeo, a quien acusó de interferir con la labor del Congreso. El jefe de la diplomacia estadounidense, quien admitió haber estado presente durante la controversial llamada, ha intentado evitar que funcionarios testifiquen ante los legisladores.

“El presidente atenta contra la Constitución. No tenemos más opción que seguir adelante”, sostuvo a su lado Nancy Pelosi, vocera de la Cámara Baja, en conferencia de prensa.

/psg