Luego que la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) formulara cargos contra AES Gener por incumplimientos ambientales en su complejo termoeléctrico Ventanas, ubicado en la bahía de Quintero en la Región de Valparaíso, la compañía señaló que está analizando los pasos a seguir.

“Hemos sido notificados por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) del inicio de un proceso de sanción por 4 supuestas infracciones relacionadas con el complejo Ventanas”, dijo AES Gener mediante una declaración.

Asimismo indicó que “la compañía se encuentra estudiando sus opciones, no descartando la posibilidad de presentar descargos o de acogerse a un programa de cumplimiento”.

Al respecto precisó que “en estos momentos nos encontramos analizando la información, ya que tenemos la convicción de que las observaciones de la autoridad ya fueron en gran parte subsanadas, lo que ha sido constatado por la propia autoridad fiscalizadora en sus fiscalizaciones del año 2018 y 2019”.

La compañía precisó que las fiscalizaciones que originan estos cargos se realizaron desde el año 2013 hasta el primer semestre del 2018. Por tanto sostuvo que “aclaramos que estos hechos no tienen ninguna relación con los eventos de intoxicaciones ocurridas en agosto y septiembre del 2018”.

Cargos

La SMA determinó que el complejo, que está conformado por cuatro unidades de generación (las unidades 1 y 2, la central Nueva Ventanas y la Central Campiche), que en total suman una capacidad instalada de 884 MW, se detectaron dos infracciones que constituyen cargos de carácter grave y dos de carácter leve.

Los cargos graves son por incumplir los dispuesto en el plan de acción operacional de central Nueva Ventanas en cuanto a las emisiones de dióxido de azufre y por superar los niveles máximos de presión sonora y pueden ser objeto de sanciones que van desde de hasta 5.000 UTA hasta la revocación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y clausura, entre otros.

En estos casos, la no ejecución de medidas oportunas ante un episodio crítico, conlleva un riesgo para la salud de la población, lo mismo que la superación de la norma de ruido, dada la frecuencia de la exposición a altos niveles en horario nocturno, precisó la SMA.

Los cargos leves son por superar los límites de generación bruta establecidos para las centrales Ventanas y Campiche y por superar los límites máximos de emisión asociados a descargas de residuos líquidos a aguas marinas continentales superficiales.

La empresa tendrá 10 días hábiles para presentar un programa de cumplimiento y 15 días hábiles para presentar sus descargos.

/psg