La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, criticó el fallo judicial del ministro en visita Álvaro Mesa, quien condenó a tres años de presidio efectivo al coronel (R) Cristián Labbé, por la aplicación de torturas contra Harry Cohen, en noviembre de 1973.

A través de un comunicado, la senadora gremialista le entregó su respaldo al exalcalde de Providencia, destacando que “no se trata de una condena definitiva”, debido a que aún “existen instancias de apelación”, por lo que dice que “sigue primando el principio de inocencia”.

La timonel de la UDI cuestionó que a exuniformados procesados por delitos de lesa humanidad durante el régimen de Augusto Pinochet sigan siendo procesados por el sistema penal antiguo, afirmando que esto “resulta tremendamente injusto”, ya que -sostiene- estos no cuentan “con las garantías que ofrece el nuevo sistema”.

Además, cuestiona que, en este caso, la decisión del juez “se sustente en declaraciones de una persona que dice reconocer la voz de Cristián Labbé después de casi 40 años de ocurrido los hechos por los cuales se le está condenando”, agregó la senadora.

También tildó de “ensañamiento judicial” lo que viene ocurriendo con exuniformados, ya que a su parecer “existe una suerte de persecución contra militares en retiro, que en algunos casos, va más allá de la búsqueda de justicia”.

/gap