El fiscal nacional, Jorge Abbott, rechazó el recurso con el que el persecutor regional de O’Higgins pretendía frenar su suspensión y el proceso de expulsión.

Ello, tras considerar que las alegaciones hechas valer no poseen aptitud para cambiar la resolución.

“Recién al medio día hemos notificado la resolución en virtud de la cual no hemos dado la reposición de la sanción al fiscal Emiliano Arias. En consecuencia vamos a preparar la solicitud de remoción ante la Corte Suprema, solicitud que pensamos presentar en el curso de la próxima semana”, señaló Abbott.

Y es que la semana pasada, la máxima autoridad del Ministerio Público resolvió, en casi 40 páginas y sobre la base a lo que tildó como un “mal comportamiento y negligencia manifiesta en el ejercicio de sus funciones”, imponer a Arias la máxima sanción contemplada para un miembro del ente persecutor, consistente en la suspensión del ejercicio del cargo por un plazo de dos meses con un goce de media remuneración.

Así también, se anunció que solicitaría ante la Corte Suprema iniciar el proceso de remoción. Todo ello, en el marco de un proceso administrativo llevado en contra del regional y que implicó la imputación de cinco cargos, entre ellos uso del sistema interno para fines particulares, no iniciar investigaciones por filtraciones a la prensa y haber instruido la falta de apoyo en una audiencia.

Tras la notificación, la defensa de Arias presentó un recurso de reposición impugnando las acusaciones y castigos impuestos. Así también alegó presiones en el proceso en su contra y aseguró ser inocente de los hechos imputados.

El fiscal nacional informó además que se designó a la abogada, ex presidenta del Tribunal Constitucional (TC) y actual secretaria general de la U. Católica de Chile, Marisol Peña, como representante del Ministerio Público en el proceso que se iniciará ante la Corte Suprema.

/psg