Las contrataciones de empleados por parte de privados en septiembre en Estados Unidos crecieron menos de lo que se esperaba de la mano de un enfriamiento de las ganancias en remuneraciones, en otra señal de que la larga expansión puede comenzar a llegar a su fin pese a que la tasa de desempleo cayó a un mínimo en medio siglo.

Las nóminas privadas se expandieron en septiembre en 114 mil, por debajo de la mediana de economistas de 130 mil, informó el Departamento de Trabajo. Inesperadamente, el desesempleo cayó en el mes a 3,5% desde 3,7%, la menor tasa desde diciembre de 1969.

Esta semana, los mercados accionarios mundiales sucumbieron por los temores de un deterioro de la actividad económica global. Las evidencias han mostrado que la guerra comercial está afectando a la mayor economía mundial, lo que podría hacer que el presidente Donald Trump, adopte una postura más conciliadora en su disputa con China.

/psg