Cinco camiones de transporte de áridos completamente quemados, dos retroexcavadoras destruidas por el fuego y dos camionetas robadas fue el saldo de un nuevo atentado incendiario perpetrado por desconocidos la mañana de este viernes en Tirúa.

El hecho ocurrió en el sector Cuyel, camino hacia Agua del Molino, donde los desconocidos actuaron a rostro cubierto y armados.

De esa forma intimidaron a los trabajadores para luego rociar con acelerante las cabinas de los camiones y la maquinaria que fue destruida por el fuego.

Posteriormente huyeron en dos camionetas de la empresa, las que fueron robadas desde el lugar.

La gobernadora de la provincia de Arauco, María Bélgica Tripailaf, comentó que los trabajadores de la empresa extraían piedra laja en el lugar lugar donde fueron atacados.

“Como Gobierno condenamos este tipo de hechos y estamos estableciendo todas las medidas necesarias para dar con los responsables de la situación”, enfatizó la autoridad.

El fiscal Juan Yáñez instruyó diligencias a peritos de la Policía de Investigaciones (PDI) para que realicen las indagatorias correspondientes.

/psg