“Habiendo sido uno de los integrantes de una visita realizada este año, luego de una invitación cursada por el Congreso chino, y por ende habiendo recorrido la provincia de Henan y las ciudades de Beijín y Shangái, considero inaceptables, injuriosas y dañinas no solo para la imagen del suscrito, sino que para toda nuestra corporación”.

Es parte del requerimiento que el diputado y presidente de RN, Mario Desbordes, realizó a la Comisión de Ética de la Cámara de Diputados este martes, un mes después de que su par, Jaime Naranjo (PS), emitiera a Emol declaraciones sobre las invitación que China extendía a parlamentarios chilenos.

“Eso no lo hacen gratis, después ellos cobran el peaje (…) al final, terminan invitando a gente de derecha, de centro, de izquierda, de toda la variedad. Si pregunta cuántos han sido invitados a recorrer ese país, la lista es larga y de alguna manera este señor trata de comprar el silencio de los parlamentarios”, dijo sobre el embajador chino Xu Bu.

En respuesta, Desbordes aseguró a la comisión que “Chile mantiene relaciones diplomáticas con la República Popular China desde hace décadas, y se ha mantenido con ella una relación de estado, basada en el respeto mutuo, y la no intervención en los asuntos internos de cada uno de las partes”.

“Dicha situación no ha sido impedimento para que algunos dirigentes políticos, como el que suscribe, hayamos sido críticos de diversas situaciones que se viven en dichos país”, agregó. “Aceptar una invitación de este tipo no implica en ningún caso perder autonomía. Las visitas no están condicionadas a nada”.

Según el parlamentario, se trata de “visitas de trabajo” que “incluyen una apretada agenda de reuniones y visitas para conocer diversas instituciones (todas estatales)” y “sirven para formarse una opinión más acabada” e incluso “cuestionar abiertamente algunos aspectos en las reuniones con autoridades locales”.

“Las expresiones del diputado Naranjo resultan ser malévolas, injuriosas, injustas e irrespetuosas respecto de otros diputados, constituyendo una infracción a los deberes de los diputados en materia de ética parlamentaria”, añadió el presidente de RN.

“Lamento profundamente tener que realizar esta acción, pero no puedo dejar pasar las afirmaciones”, explicó, solicitando que se revisen los antecedentes, se emita un pronunciamiento y se determinen sanciones, “si esta comisión estimare que proceden”.

/psg