Universidad de Chile no solo se llevó una derrota del Superclásico 186 ante Colo Colo. También vivió un incómodo momento minutos antes de retirarse del estadio Monumental.

Mientras Jean Beausejour hablaba con los medios de comunicación en zona mixta, un grupo conformado por más de 10 personas se retiró del camarín. Sin hablar con la prensa, y con evidentes rostros de desilusión.

Dentro de ellos estaba Hernán Caputto, Matías Rodríguez y Osvaldo González, entre otros. Después de pasar muy cerca del camarín de Colo Colo, el grupo salió al lugar donde lo esperaba su bus. El problema para el plantel es que también había hinchas de Colo Colo.

Los fanáticos, que estaban a pocos centímetros de los jugadores de la U, comenzaron a cantar: “Son de la B, son de la B”. Algo que ya se había hecho común durante el partido. Pero no tan cerca de ellos.

Los rostros de molestia fueron claros. Gonzalo Espinoza fue uno de los más enojados con la situación. La seguridad tuvo que intervenir para intentar interrumpir a los fanáticos de Colo Colo.

Más tarde, cuando ya casi no quedaba gente en el estadio, se retiró Camilo Moya. El joven volante se quedó más tiempo en el Monumental y salió cojeando. Fue el único que partió en vehículo particular.

/Eduardo Méndez Garín