La justicia francesa completó la solicitud de extradición de un joven chileno sospechoso de la desaparición de una estudiante japonesa en Francia a finales de 2016 y será transmitida a las autoridades chilenas en los próximos días, según indicó este lunes una fuente judicial francesa.

“La solicitud de extradición fue enviada a la fiscalía general de Besançon”, dijo a la AFP el fiscal de esta ciudad del este de Francia, Etienne Manteaux.

Posteriormente pasará por el Ministerio de Relaciones Exteriores, que deberá formalizarla ante las autoridades chilenas, agregó.

Manteaux viajó a Chile hace unos meses para participar en el interrogatorio de Nicolás Zepeda, de 28 años. Pero el ex novio y principal sospechoso del asesinato de Narumi Kurosaki, cuyo cuerpo nunca fue hallado, aplicó su derecho a guardar silencio.

La fiscalía estima no obstante que tiene suficientes elementos para llevar a Nicolás Zepeda a juicio.

“Extradición o no (…), la única certeza es que habrá un juicio” en presencia o en ausencia del sospechoso, señaló el fiscal a su regreso de Chile. El juicio podría celebrarse en 2020.

Narumi Kurosaki desapareció en diciembre de 2016 en Besançon. Pese a intensas búsquedas, su cuerpo nunca fue hallado.

La estudiante fue vista en un restaurante con el sospechoso unas horas antes de su desaparición. La misma noche, jóvenes de la residencia universitaria en la que ella vivía escucharon “gritos de angustia”.

Zepeda regresó a Chile antes de que se alertara sobre la desaparición de su ex pareja.

/psg