Fueron autoridades del actual Gobierno, sumado a algunos ex ministros de Michelle Bachelet, ex presidentes del Banco Central y expertos provenientes del mundo académico, los que aceptaron la invitación del Presidente, Sebastián Piñera, y llegaron esta mañana a La Moneda para conformar una mesa técnica de trabajo y analizar la reducción de jornada laboral.

Esto, en medio del debate que enfrenta al proyecto del Ejecutivo que se enfoca en reducir la jornada de forma gradual de 45 a 41 horas, pero agregando flexibilidad laboral, y el de la diputada Camila Vallejo (PC), quien busca bajar las horas de trabajo a 40.

Tras la cita, Piñera agradeció “a un mundo del trabajo que ha aceptado generosamente colaborar para que estas tres grandes tendencias -tiempo libre, familia y cambio tecnológico- puedan compatibilizarse en un proyecto de ley que permita reducir la jornada laboral de trabajo sin perder o destruir empleos o sin castigar o reducir los salarios. Ese es el gran objetivo”.

Para eso, precisó el Mandatario, “hemos establecido un plazo de ocho semanas de forma tal de poder ingresar al Congreso con las indicaciones al proyecto de ley que presentamos en agosto de este año antes que termine este año. Esa es la tarea”.

“Muchas gracias a los miembros de este equipo de trabajo que va a empezar a funcionar este jueves a las cinco de la tarde en este Palacio de La Moneda”, añadió.

Por su parte, el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, señaló que “hemos querido estudiar a fondo y hacerlo responsablemente con un grupo de expertos de distintas tendencias políticas, de distintas instituciones que han participado en distintos Gobiernos para que hagamos una buena ley”.

“Vamos a hacer todos los esfuerzos para que la indicación que se presente al proyecto de ley sea con todos los datos, con toda la información, tanto que levantemos en Chile como en las experiencias exitosas en el extranjero, sencillamente para hacerlo bien”, recalcó.

Y agregó. “Para eso el Presidente le pidió a la comisión de productividad un informe, convocó a este grupo de expertos que va a contribuir con buenas propuestas y, al mismo tiempo, hoy día como ministro del Trabajo le voy a pedir al Consejo Superior Laboral, que es una instancia creada en el Gobierno anterior, que emita un informe sobre los resguardos que hay que tomar para avanzar en reducción de jornada sin afectar al empleo”.

Mientras que el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, expuso que el informe que emita la comisión tras las ocho sesiones “va a ser un insumo muy importante para la indicación que va a presentar el Gobierno posteriormente en materia laboral”.

“Lo que estamos haciendo es lo que siempre se hace en estos casos, nosotros tenemos un proyecto, una propuesta y para elaborar de la mejor forma posible esta indicación es que queremos escuchar a los distintos actores, porque es un Gobierno que dialoga y escucha. Antes de fin de año va a estar la indicación”, dijo.

Por último, el jefe de las finanzas públicos afirmó que “la indicación está en línea con lo que hemos planteado”, de todas formas, añadió, “queremos conocer la opinión de distintos aspectos para poder elaborarla mejor. Una cosa son los términos generales de la indicación, otra es el detalle”.

/psg